Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts etiquetados ‘José Mario’

El-grito-y-otros-poemasAl cumplirse los diez años del fallecimiento del poeta cubano José Mario (Güira de Melena, 1940 – Madrid, 2002), Betania quiere rendirle un sentido homenaje a su memoria. Para ello,  presentamos hoy en formato digital (PDF) la antología poética El grito y otros poemas que publicamos dos años antes de su desaparición, gracias a la solidaridad de un nutrido grupo de sus amigos, como puede leerse en la página 6 de ese libro. Esta versión electrónica podrá leerse, descargarse desde el enlace o la imagen del libro, copiarse y reenviarse por e-mail de forma totalmente gratuita.

Dicho tomo, que se publicó en el año 2000 como conmemoración del 40ª Aniversario de la publicación de su primer poemario en La Habana de 1960, reúne parte de la prolífica obra poética de uno de los poetas más representativos del siglo XX cubano. En esas páginas, el lector encontrará una selección hecha por el propio autor, que se nutre de sus poemarios El grito, No hablemos de la desesperación, Falso T  y 13 poemas. Obras que son, respectivamente, su primer volumen publicado en  Cuba y  tres de sus libros editados, con posterioridad, en su largo exilio español.

En la década de los años ’60,  la fulgurante trayectoria ascendente del joven poeta José Mario se ve relanzada  al fundar la más tarde conocidísima Ediciones El Puente (1961-1965),  dando comienzo a  su  destacada labor de reconocido editor independiente.. Esos pocos años, de poesía y ediciones, bastaron para  consagrarlo como uno de los jóvenes de su generación que más sobresalieron en el ambiente cultural habanero de aquella época.

En ese decenio inicial de la revolución cubana,  además de ingresar en la UNEAC con veintidós años, a petición de Nicolás Guillén , José Mario sumó  a su tenaz  trabajo como poeta y editor, una frenética actividad lúdica en la bohemia capitalina de entonces.  Pero lo más brillante de su trayectoria en la Isla es que fue capaz -en las precisas condiciones imperantes en la sociedad cubana de esos años-  de desarrollar un intenso trabajo literario que dejó plasmado en ocho libros publicados,  además de poemas publicados en diversas revistas literarias cubanas, como La Gaceta de Cuba y Unión, y de sonados recitales de poesía en el club El Gato Tuerto de la capital cubana, en 1964.

En Cuba, publicó siete poemarios: El grito (1960), La conquista 1961), De la espera y el silencio (1961), Clamor agudo (1962), A través (1962) , La torcida raíz de tanto daño (1963), Muerte de amor por la soledad (1965) y el libro de Teatro Quince obras para niños (1961 y 1963).

Es célebre su detención cuando Allen Ginsberg fue expulsado de Cuba, aunque ya había sufrido innumerables arrestos e interrogatorios durantes esos años, hasta que en 1965, con la clausura de las Ediciones El Puente, es enviado a un campo de concentración, las mal llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP).

En 1968 abandona definitivamente Cuba, dejando en la Isla una extensa labor literaria como poeta, escritor y editor. Ya en el destierro, se instala brevemente en Nueva York, donde recibe la Beca Cintas por dos años consecutivos,  y, con posterioridad, se estable en su adorado Madrid.

En España  continuó con sus actividades culturales con la creación de dos casas editoras: Ediciones El Puente y La Gota de Agua, además de la publicación de 50 números de la revista literaria Resumen Literario El Puente.

Ya en su exilio español publica seis entregas poética: No hablemos de la desesperación (1970 y 1983), Falso T (1978), Dharma (1979), Oración a San Lázaro(1980),  13 poemas  (1988) y la antología poética El grito y otros poemas (2000) con prólogo del poeta cubano Nelson Simón González.

Dejó inéditos tres libros: Swami y otros cuentos, la novela La contrapartida, sobre su experiencia en la UMAP, y el libro de ensayos Crónica / Crítica y Revolución cubana.

Con posterioridad a su fallecimiento, se han publicado: Dos poemas inéditos. In Memoriam (2003)). Introducción de León de la Hoz y Ediciones El Puente en La Habana de los años 60 (2011), de Jesús J. Barquet, editor.

A José Mario le tocó vivir una  Cuba donde la “palabra Revolución  ardía”,  una sociedad que cambiaba vertiginosamente a golpe de las transformaciones dictadas por el torbellino revolucionario, aunque él con su carácter rebelde, supo sobreponerse con su criterio disidente, con su trayectoria iconoclasta, y logró provocar al nuevo régimen que se asentaba, convirtiéndose en un reconocido enfant terrible, en esos primeros años del gran cambio que sacudió a toda la Isla.

Sin lugar a dudas,  él fue uno de los primeros poetas víctimas del castrismo y su ingreso en la UMAP solo vislumbraba la larga lista de  escritores cubanos que serían perseguidos y condenados  en décadas posteriores (Léase: Heberto Padilla, Reinaldo Arenas, Reinaldo Bragado Bretaña, Raúl Rivero hasta la reciente condena del narrador Ángel Santiesteban,  etc., un largo y lamentable etcétera).

Si bien, en esa Habana revolucionaria (1959-68) que masticó José Mario: de lujuria y protestas, de creación y persecuciones, el poeta trascendió como uno de los personajes más llamativos del mundillo literario de entonces hasta transformarse en toda una leyenda de la bohemia poética para las más jóvenes generaciones posteriores.

No obstante, esas vivencias habaneras –lúdicas y trágicas- contrastan con su posterior destierro madrileño donde las penurias y las necesidades de todo tipo jamás le abandonaron. Solo le acompañaba su permanente amor a Cuba. En tierra española  murió solo, abandonado por un exilio sordo a todo proyecto cultural, mientras, en su patria, se prohibía su obra y era relegado al más criminal de los olvidos.

El grito y otro poemas (Antología poética), de José Mario.

Prólogo de Nelson Simón González.

2000, 128 pp. Colección Antologías.

ISBN: 84-8017-133-2.

PV: 15.00 euros ($20.00).

Para los que quieran adquirir el libro impreso pueden hacer sus pedidos directamente a Betania: ebetania@terra.es

Distribuidores:

En España (MAIDHISA): ismaroto@hotmail.com

En EE.UU. (UNIVERSAL): jms@ediciones.com

————————————————————————————————–

Read Full Post »

El libro más vendido, en el pasado mes de mayo, correspondió a la antología   poética El grito y otros poemas del poeta cubano José Mario (Güira de Melena, 1940 – Madrid, 2002).

Dicho tomo reúne parte de la prolífica obra poética de uno de los poetas más representativos del siglo XX cubano. En esas páginas, el lector encontrará una selección hecha por el propio autor, que se nutre de sus poemarios El grito, No hablemos de la desesperación, Falso T  y 13 poemas. Obras que son, respectivamente, su primer volumen publicado en  Cuba y  tres de sus libros editados, con posterioridad, en su largo exilio español.

En la década de los años ’60,  la fulgurante trayectoria ascendente del joven poeta José Mario se ve relanzada  al fundar la más tarde conocidísima Ediciones El Puente (1961-1965),  dando comienzo a su  destacada labor de reconocido editor independiente.. Esos pocos años, de poesía y ediciones, bastaron para  consagrarlo como uno de los jóvenes de su generación que más sobresalieron en el ambiente cultural habanero de aquella época.

En ese decenio inicial de la revolución cubana,  además de ingresar en la UNEAC con veintidós años, a petición de Nicolás Guillén , José Mario sumó  a su tenaz  trabajo como poeta y editor, una frenética actividad lúdica en la bohemia capitalina de entonces.  Pero lo más brillante de su trayectoria en la Isla es que fue capaz -en las precisas condiciones imperantes en la sociedad cubana de esos años-  de desarrollar un intenso trabajo literario que dejó plasmado en ocho libros publicados,  además de poemas publicados en diversas revistas literarias cubanas, como La Gaceta de Cuba y Unión, y de sonados recitales de poesía en el club El Gato Tuerto de la capital cubana, en 1964.

En Cuba, publicó siete poemarios: El grito (1960), La conquista 1961), De la espera y el silencio (1961), Clamor agudo (1962), A través(1962) , La torcida raíz de tanto daño (1963), Muerte de amor por la soledad (1965) y el libro de Teatro Quince obras para niños (1961 y 1963).

Es célebre su detención, cuando Allen Ginsberg fue expulsado de Cuba, aunque ya había sufrido innumerables arrestos e interrogatorios durantes esos años, hasta que en 1965, con la clausura de las Ediciones El Puente, es enviado a un campo de concentración, las mal llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP).

En 1968 abandona definitivamente Cuba, dejando en la Isla una extensa labor literaria como poeta, escritor y editor. Ya en el destierro, se instala brevemente en Nueva York, donde recibe la Beca Cintas por dos años consecutivos,  y, con posterioridad, se estable en su adorado Madrid.

En España,  continuó con sus actividades culturales con la creación de dos casas editoras: Ediciones El Puente y La Gota de Agua, además de la publicación de 50 números de la revista literaria Resumen Literario El Puente.

Ya en su exilio español publica seis entregas poética: No hablemos de la desesperación (1970 y 1983), Falso T (1978), Dharma (1979), Oración a San Lázaro(1980),  13 poemas  (1988) y la antología poética El grito y otros poemas(2000) con prólogo del poeta cubano Nelson Simón González.

Dejó inéditos tres libros: Swami y otros cuentos, la novela La contrapartida, sobre su experiencia en la UMAP, y el libro de ensayos Crónica / Crítica y Revolución cubana.

Con posterioridad a su fallecimiento, se han publicado: Dos poemas inéditos. In Memoriam (2003)). Introducción de León de la Hoz y Ediciones El Puente en La Habana de los años 60 (2011), de Jesús J. Barquet, editor.

A José Mario le tocó vivir una  Cuba donde la “palabra Revolución  ardía”,  una sociedad que cambiaba vertiginosamente a golpe de las transformaciones dictadas por el torbellino revolucionario, aunque él con su carácter rebelde, supo sobreponerse con su criterio disidente, con su trayectoria iconoclasta, y logró provocar al nuevo régimen que se asentaba, convirtiéndose en un reconocido enfant terrible, en esos primeros años del gran cambio que sacudió a toda la Isla.

Sin lugar a dudas,  él fue uno de los primeros poetas víctimas del castrismo y su ingreso en la UMAP solo vislumbraba la larga lista de colegas perseguidos y condenados  en décadas posteriores (Léase: Heberto Padilla, Reinaldo Arenas, Raúl Rivero, etc, un largo y lamentable etcétera).

Si bien, en esa Habana revolucionaria (1959-68) que masticó José Mario: de lujuria y protestas, de creación y persecuciones, el poeta trascendió como uno de los personajes más llamativos del mundillo literario de entonces hasta transformarse en toda una leyenda de la bohemia poética para las más jóvenes generaciones posteriores.

No obstante, esas vivencias habaneras –lúdicas y trágicas- contrastan con su posterior destierro madrileño donde las penurias y las necesidades de todo tipo jamás le abandonaron. Solo le acompañaba su permanente amor a Cuba. En tierra española  murió solo, abandonado por un exilio sordo a todo proyecto cultural, mientras, en su patria, se prohibía su obra y era relegado al más criminal de los olvidos.

———————————————————————————————————————————————————————

El grito y otro poemas (Antología poética), de José Mario.

Prólogo de Nelson Simón Gonzalez.

2000, 128 pp. Colección Antologías.

ISBN: 84-8017-133-2.

PV: 15.00 euros ($20.00).

 

Pedidos directamente a Betania: ebetania@terra.es

Distribuidores:

En España (MAIDHISA): ismaroto@hotmail.com

En EE.UU. (UNIVERSAL): jms@ediciones.com

————————————————————————————————–

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.