Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Julio Pino’

la necesidad de escribir_ebook8_Página_001

 

Texto publicado por el poeta y arquitecto cubano Jorge Tamargo (La Habana, 1962), residente en Valladolid (España) en su blog: http://encomiodelaimagen.blogspot.com.es  Autor de varios poemarios, como Avistándome (Betania, 2004).

 

La oportunidad de leer “La necesidad de escribir”

Mi amigo, el poeta y editor Felipe Lázaro (Betania) me envió hace unos días el libro “La necesidad de escribir”, de Julio Pino Miyar, con una encarecida invitación a leerlo. Agradecido, lo hice tan pronto pude, de continuo y con sostenido interés, pues se trata de un magnífico compendio de ensayos sobre temas que me importan mucho, y que aparecen perfectamente pensados y escritos. Ahora me toca extender a ustedes la invitación de Felipe, cosa que hago convencido y gustoso, animándome incluso a escribir una pequeña reseña sobre libro y autor, con la esperanza de que ésta los incline a su lectura. Para ello, con toda intención no haré análisis enjundiosos que puedan polarizar de antemano a los posibles lectores creándoles prejuicios infranqueables, sino que advertiré sobre algunos aspectos que (perdónenme el recurso) creo que pueden crear un apetito en cierta medida morboso por estos ensayos.

Tras un exilio de veinticinco años aún sin resolver, Julio, que es un pensador finísimo y un buen comunicador, se muestra atravesado por varios dilemas que enriquecen su obra. El “exilio que no cesa” aquí también es rayo, pero además se “complica” con la fidelidad a postulados que, tras una (re) formulación esencialmente decimonónica, bullen en la primera mitad del XX para caer de súbito frente a la postmodernidad de sus postrimerías; hasta tal punto, que su retorno a “las aulas del saber” parece imposible a comienzos del XXI. Julio es positivista, pragmático, determinista, marxista… Y claro, en un mundo cada vez más relativista y escéptico, esta fórmula pensante, si, como es el caso, ocupa una mente lúcida y bien (in) formada, puede resultar de mucho interés.

Julio conserva del marxismo, sobre todo, la fascinación por la historia y la convicción de que la economía y el trabajo son sus principales motores. Es ahí donde se producen los más interesantes conflictos con la postmodernidad, la modernidad líquida, la muerte de la historia, o la consideración de la cultura como su aguijón principal y su salvación posible. Tales desencuentros son evidentes cuando se habla de lo clásico, la verdad, la realidad, la fantasía, la poética, la imagen; pero también cuando se “aterriza” en la obra de Freud, Vitier, Carpentier o Lezama. En este último caso, el conflicto se agudiza porque Julio no puede aceptar de ninguna manera que “la imagen sea la causa secreta de la historia”. Entonces, el irresuelto y melancólico exilio, junto al amor por la gran poesía, sin remedio chocan con el marxismo y su consecuente determinismo. Parece que se acarician dos gatos, pero se muerden dos tigres. Y lo hacen ante nosotros que, si sabemos aprovechar el lance y evitamos posicionarnos de manera extrema, nos divertiremos y sacaremos provecho hurgando en las entrelíneas de las falsas caricias, pues el árbitro, que es fino, inteligente, buen esgrimista, da mucho margen para ello. Sí, el enmascarado pugilato ambienta un intento más de cuadrar el círculo. Y aunque no vaticinamos puerto para tal empeño, como el geómetra y espadachín es habilidoso, si estamos atentos aprenderemos geometría… y esgrima.

Mis lectores saben que no soy marxista. Aunque el método marxista para estudiar la historia me sigue interesando, no tanto por la validez de sus tesis como por lo sugerente de sus hipótesis, yo afirmo con Lezama que la imagen es la causa (ya nada secreta) de la historia, más aún, de todo avatar humano, sea éste histórico o prehistórico. Y esta certeza ya no puedo “enfriarla” con la excusa poética. No llegó Lezama a tal conclusión por ser poeta, sino por ser un gran pensador. Pero, ¿acaso no es la poesía el mayor ejercicio de pensamiento posible? ¿Acaso no es la verdad poética la única digna de ser tenida en cuenta? Es obvio que no soy determinista, ni pragmático, ni sólidamente positivista. Sin embargo, leí “La necesidad de escribir” con verdaderos interés y placer. Porque la inteligencia y la pulcritud me atraen siempre, especialmente si unidas al hábito de pensar, y a la capacidad de transmitir lo pensado de manera coherente y fértil. Julio es un ensayista de primer nivel. No conozco a muchos otros que en castellano puedan desempeñarse en el género como él. Sabe pensar y escribir. Y lo hace, permítanme la expresión, preso de enormes contradicciones y pasiones (qué buen pensador no lo está), lo que garantiza un resultado entretenido y provechoso. Léanlo.

El enlace para descargarse gratuitamente el libro es:

http://ebetania.files.wordpress.com/2013/09/la-necesidad-de-escribir_ebook1.pdf

Read Full Post »

la necesidad de escribir_ebook8_Página_001

Nos complace presentar -y recomendar encarecidamente- La necesidad de escribir(Ensayos literarios) segundo libro de ensayos de Julio Pino Miyar, que acabamos de publicar  en su versión digital (ebook).

Después de publicar su primer libro La espléndida Ciudad  (Betania, 2011), este concienzudo ensayista y crítico literario nos vuelve a sorprender gratamente con un grupo de catorce trabajos que detallamos a continuación:

  • La necesidad de escribir (Una aproximación a Rayuela).
  • CintioVitier; La Casa de la patria.
  •  Exilio y metáfora (Los puentes de Fayad Jamís).
  • El artista y la Ciudad.
  • Socialismo y sensibilidad.
  • Vicent Van Gogh en el sanatorio de Arlés.
  • Las imágenes terribles de El pequeño príncipe.
  • La parodia, el melodrama y “un infante en el infierno” en el célebre campo de Montiel.
  • Verdad e historia y el sueño comunal de don Quijote y Sancho.
  • Longwood y la soledad.
  • La casona de El siglo de las luces.
  • En busca de la filosofía perdida (sobre Proust).
  • Las palabras de Edipo.
  • El sembradío en la piedra (Disquisiciones generacionales después de leer a Lezama).

En la portada de este libro se reproduce un dibujo del pintor cubano Eduardo Ponjuán González (Pinar del Río, 1956), titulado Cerquita.

———————————————————————————————————-

Nota: se puede leer y descargar gratuitamente los dos libros de este autor, accediendo a través de nuestro blog: en la ventana EBOOK, buscando el título que se desea.

Julio Pino Miyar. (Santa Clara, 1959).  Ensayista y crítico literario cubano. Reside en los EE.UU. desde 1987, actualmente en Longwood, Florida. En 1995 fundó, en Miami, la revista literaria Los conjurados. Dirige el blog: www.laislabrevisima.com  Autor del libro de ensayos La espléndida Ciudad.

  ———————————————————————————————————

La necesidad de escribir (Ensayos literarios) de Julio Pino Miyar.

2013, 184 pp. Colección Ensayo.

ISBN: 978-84-8017- 319-3.

Ebook.

——————————————————————————————————————————-

Read Full Post »

Reseña del libro La espléndida Ciudad, de Julio Pino Miyar, publicada en el Nuevo Herald.

La Ciudad, así con mayúscula, debe ser La Habana. No podría ser otra. Y sí, es espléndida. Todavía lo es; aun en ruinas. Pero La espléndida Ciudad (Betania, 2011), del ensayista y narrador Julio Pino Miyar no es, a pesar de su título (una probable alusión al famoso poema de Rimbaud, Adiós), un libro sobre la ciudad de La Habana (aunque cierra con un hermoso texto sobre ella), sino una estupenda colección de ensayos literarios que van desde el Don Quijote, (“Cervantes, como su célebre Caballero de la Triste Figura, era un hombre hambriento de gloria y renombre personal”), hasta la concepción de lo “real maravilloso”, de Carpentier (“¿En qué radica lo insólito y lo extraordinario de América Latina, para que un importantísimo escritor lo convirtiera en un lugar de promisión en su literatura, y de paso nos propusiera la peregrina idea de ‘lo real maravilloso’?”), y sin dejar de analizar Memoria de mis putas tristes, de García Márquez, “una novela que nos ha llegado como invaluable regalía de los tiempos postrimeros de un genio literario”.

En total son 19 textos: breves (como deben ser los ensayos) y de temas diversos (literatura, historia, política y experiencias personales). Y todos escritos con una prosa que, sin dejar de ser conceptual y expositiva, es ligera (para permitir una mayor comprensión de las ideas), amena (para combatir el aburrimiento académico), y lírica para enriquecer la lectura. Así, en el primero de ellos, titulado “El escritor, el compromiso y el mundo”, Pino Miyar no duda en dejarnos saber su interpretación personal sobre el tema: “El significado social de la obra de arte, como el reconocimiento explícito de aquello que el hombre es ante los suyos, cobra una importancia que trasciende el marco de las relaciones habituales del artista con su obra”. Para concluir diciendo: “El compromiso no es otra cosa que la forma más temible, acaso las más bella, que tiene el artista para decidirse a fijar para siempre, y entre nosotros, su residencia en el mundo”.

En otros de los ensayos, como el titulado “La familia de los escarabajos”, se ocupa del pensamiento de autores como Malraux (“que tuvo la pretensión de narrar, desde los límites mismos que trazaban su soberbia plenitud, lo que hay de impensado, extraordinario y no dicho en los grandes procesos libertarios del siglo XX) y Kafka (“quien sólo logró narrar la dolorosa crónica de una condena, porque lo que hay de universal e imperecedero en su literatura es la historia de un rotundo fracaso humano”). Así mismo, los poetas Herman Hess ( El lobo estepario) y Federico Hölderlin ( El único y Patmos), le sirven de referentes para, en su ensayo “Poetas de Alemania”, adentrarse en la poesía germánica: “La mayor parte de las veces, Alemania será la tierra fértil de la subjetividad, la nación de la más esmerada espiritualidad”. En “El ideal de la filosofía”, siguiendo con el método de las contraposiciones, parte de las teorías de Federico Hegel (Fenomenología del espíritu) y Ludwig Feuerbach (considerado el padre intelectual del humanismo ateo y autor de La esencia del cristianismo), para terminar concluyendo que “la tarea de la filosofía debe estar dirigida al mejoramiento progresivo y delicado del ser humano”.

Por su amplitud temática, La espléndida Ciudad es un libro ambicioso. Una prueba de ello es la profundidad de algunos de sus textos. En “El bosque helado”, por ejemplo, partiendo de Los cuentos de hadas de Los Hermanos Grimm, “leyendas que se presentan al lector moderno como puras narraciones fantásticas”, Pino Miyar descubre ocultos componentes religiosos. Hay otros de complejidad similar, como “El pensamiento crítico-filosófico de Carlos Marx” y “La Ciudad, la edad política del mundo”, pero es imposible enumerarlos todos. Sin embargo, ninguno de ellos descansa en extensas bibliografías ni agotadoras citas textuales, sino en sus propias reflexiones. Como si el autor quisiera iniciarnos, sin excesivos reclamos, en el maravilloso mundo de las ideas.

Julio Pino Miyar, ensayista y narrador cubano, vive en los Estados Unidos desde 1987. Actualmente reside en la pequeña localidad sureña de Longwood, Florida. Colabora periódicamente con distintas publicaciones internacionales. En 1995 fundó en Miami la revista literaria Los conjurados. Sus trabajos han sido acogidos en varias antologías.

Read Full Post »

Con la publicación del libro de ensayos La espléndida Ciudad (Madrid: Betania, 2011), del escritor cubano Julio Pino Miyar , continuamos la labor emprendida hace unos meses con la edición de nuestro primer EBOOK ( Partidos políticos y movimiento popular en República Dominicana, del Dr. Carlos Báez Evertsz).

En esta nueva etapa editorial,  estamos decididos a desarrollar las ediciones digitales, los EBOOK, que pensamos potenciar con varios proyectos ya en marcha u otros que se harán realidad en el próximo 2012.

El presente volumen, que entregamos hoy, es una compilación de diecinueve ensayos escritos en los Estados Unidos entre los años 2004 al 2008. Tal como si la mención de las fechas y el lugar tuviera para Julio Miyar Pino un apremiante significado existencial, que es, en esencia, lo que entrega a estos textos su posible unicidad.

Un libro que si bien podría sumarse a la vasta bibliografía escrita en la diáspora cubana, parece persistir en aquello que el mismo autor ha llamado su “inxiliada soledad”.

Textos que se le ofrecen al lector como tránsitos de una consciencia que por sus propios medios se aproxima a singulares capítulos de la literatura cubana y universal.

Una labor ensayística que no busca afirmar su legitimidad sobre el podio de las referencias bibliográficas, por el contrario, descree profundamente de ellas, ya que quiere poner en evidencia que el ensayo, en cuanto literatura, es principalmente un acto de creación.

La espléndida Ciudad, en clara alusión a unos versos demasiado célebres, lo que hace es denunciar la paradójica vocación del artista, su inevitable utópos, así como su irrenunciable pretensión de ser ciudadano del mundo.

Julio Pino Miyar (Santa Clara, 1959). Ensayista y narrador cubano. Reside en los Estados Unidos desde 1987, actualmente en Longwood, Florida. Colabora periódicamente con distintas publicaciones internacionales. En 1995 fundó en Miami la revista literaria Los conjurados y dirige el blog: www.laislabrevisima.com .

—————————————————————————————————————————

NOTA:   Para leer en pantalla, copiar digitalmente o imprimir en papel,  incluso enviar como e-mail, deben pinchar en la ventana EBOOK de este blog y buscar el título de este libro. Entonces,  aparecerá para vuestro uso totalmente gratuito.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.