Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Betania’ Category

Reseña de la escritora cubana Gabriela Díaz Gronlier sobre el libro Al pie de la memoria. Antología poética de poetas cubanos muertos en el exilio, 1959-2002 (Betania, 2002) de Felipe Lázaro; publicada en el blog de la autora El copo y la rueca (Madrid, febrero de 2019): www.elcopoylarueca.com

AL PIE DE LA MEMORIA. ANTOLOGÍA DE POETAS CUBANOS MUERTOS EN EL EXILIO (1959-2002).

Lo demás es historia”.
Alberto Baeza Flores

El coro de voces reunido en Al pie de la memoria nos ofrece un recital con tonalidades muy distintas que, sin embargo, están entrelazadas, pues todas ellas tejen y destejen el manto de la incertidumbre. El éxodo del pueblo cubano se alarga en el tiempo y no hay indicios que indiquen que el plazo de huida concluya, de ahí que sepamos, por experiencia, cuánto azuza y cuán hondo anida en el hombre la melancolía.

Al pie de la memoria, nos dice el editor Felipe Lázaro, “conforma un amplio arcoíris de la extraordinaria poesía cubana del pasado siglo”. En el libro están representados los movimientos estéticos que inspiraron a los integrantes de la Generación del 23, de la Poesía Pura, del Grupo Orígenes, del Neorromanticismo, de la Generación del 50, de la Generación del Mariel, de la Generación de los 80 y de los poetas jóvenes del exilio.

Cuando el retorno no es más que un deseo hecho cenizas, porque para el gobierno de tu nación no eres más que escoria sin derecho a un visado que te permita volver a tu patria, el canto se vuelve profundo y triste. Y aunque la tierra de acogida con los años se vuelve tierra querida -en ella hemos construido nuestro segundo hogar-, los recuerdos no nos dejan planear por encima de las penas porque la pérdida se transforma en recuerdos obsesivos. Somos leales al lugar en el que crecimos, aunque, digo, con los años también somos capaces de ver cómo una misma brisa besa palmeras y olivos.

Treinta y cinco poetas encuentran su sitio en Al pie de la memoria, libro que incluye, a modo de prólogo, un poema inédito de Manuel Díaz Martínez titulado Presentación del Poeta Muerto, una introducción del editor y una ficha biográfica y concisa que acompaña a cada autor.

Los poemas que he seleccionado del libro que hoy les invito a leer los ilustro con algunas de las fotografías que mi amiga cubana y escritora Belkys Rodríguez hizo en su último viaje a Cuba. He dejado al final de las poemas los nombres de los autores incluidos en la antología.

Al pie de la memoria. Antología de poetas cubanos muertos en el exilio (1959-2002) se encuentra dentro del catálogo de la editorial Betania.

Esta antología prueba que la muerte no es la Nada, pues quedan las obras concebidas y el esfuerzo de los que se dedican a conservar y a transmitir a las nuevas generaciones el resultado de las ideas de los hombres que nos dejaron.

Y ahora, parafraseando un verso del poema de Manuel Díaz Martínez, “los invito a palpar la carnalidad de la palabra / del Poeta Muerto”.

 

 

POEMAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ISLA DE MI ALMA
Mercedes García Tudurí
(La Habana, 1904 – Miami, 1997)

Isla de mi alma, breve y entre las aguas sola,
con los mares del mundo batiendo en tus orillas,
vives la estrecha cárcel de tus marinas costas.

Isla de mi alma, buscas las señales secretas,
apoyado tu oído sobre las caracolas,
de rumorosas alas y de trémulas velas.

Mirando al horizonte perdido entre las olas,
¿qué te sostiene, dime, sobre la mar desierta,
isla pequeña y sola?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ARISFAEL
Arístides Sosa de Quesada
(Matanzas, 1908 – Miami, 2000)

Yo tenía un predio breve
como un pañuelo verde.

Allí coseché auroras y crepúsculos
y levanté Turquinos con terrones minúsculos.

El alma en libertad, indiferentemente,
se detenía en la hoja, el rocío o la fuente;

en el trozo de cielo de una constelación,
o en el misterio augusto de la germinación.

Todo en mi predio era armonioso…

Pero una tarde, horrenda en el recuerdo,
fue profanado el diminuto predio.

Ya el sinsonte no acude a los guayabos
ni el tomeguín anida en los naranjos.

El sol no juega con las sombras.

Bajo el alero umbroso,
mastines como lobos.

Se mustian, desolados, los rosales.

Está triste mi predio,
con la triste quietud de un cementerio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CASA
Jorge Oliva
(Guantánamo, 1948 – Nueva York, 1989)

A veces dice que se va
decide abandonarla para siempre,
pero siempre es demasiado nunca
y a poco
regresa otra vez a la lenta, a la oscura ciudad
entre la montaña y el mar;
a esas calles polvorientas
de chatos portales y árboles añosos,
a los antiguos rincones
y a cierta gente que detesta y que,
inexplicablemente,
nunca ha dejado de amar.
Y es que en esos retornos
él se vuelve a encontrar: lo que queda de él,
todo lo que fue
recupera las cosas
que no traicionaron la infancia
y que a veces ya era incapaz de recordar
porque la memoria estaba demasiado sucia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANCIÓN PUERIL
Rafael Esténger
(Santiago de Cuba, 1899 – Miami, 1983)

Bajo este viejo puente,
larín, larín, larán,
bajo este viejo puente
me siento a descansar.

¡Qué mansa pasa el agua,
larín, larín, larán,
qué mansa pasa el agua
cantando hacia el mar!

Yo le pregunto al río,
larín, larín, larán,
yo le pregunto al río
si volveré a mi hogar.

Grazna de pronto un cuervo,
larín, larín, larán,
grazna de pronto un cuervo
perdido en el trigal.

Y el río, mansamente,
larín, larín, larán,
el río, mansamente,
se pone a sollozar…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SONIDO DE LA NOCHE
Alberto Baeza Flores
(Santiago de Chile, 1914 – Miami,1998)

Campana de la iglesia de San Salvador de Bayamo
que suena todavía en mi memoria.
En el golpe secreto de la noche sin tiempo
continúa sus ondas.

Un cirio se apagó. Pasó una nube.
Voló una llama y se quemó una pluma.
Cruzó una golondrina transitoria.
Una lumbre de ayer fue enterrada sin nadie.
Al pedestal del héroe le borraron su sombra.
Cayeron, una a una, las tejas desoladas
y los que se quedaron perdieron la memoria.
Se parceló la noche en un delirio insomne.
Pasó un coche de ayer con los caballos ciegos
y con su conductor descabezado.
Lo demás es historia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MAR
Reinaldo Arenas
(Holguín, 1943 – Nueva York, 1990)

Ya no tenemos el mar,
pero tenemos voz para inventarlo.
No tenemos el mar,
pero tenemos mares que no podemos olvidar:
El mar encrespado de la cólera,
el mar viscoso del destierro,
el fúlgido mar de la soledad,
el mar de la traición y el desamparo.
No tenemos el mar,
pero tenemos mares.
Mares repletos de excrementos,
mares de gomas de automóviles
donde empecinadamente deriva un esqueleto
(las falanges aún aferradas a la cámara
y el fragor de la metralla en el oleaje).
No tenemos el mar,
pero tenemos mares.
Mares de inescrupulosos traficantes,
mares de esbirros disfrazados de bañistas
y profesores que comercian con el crimen,
mares de playas convertidas en trincheras,
mares de cuerpos balanceados
que aún retumban en nuestra memoria salpicándola.
No tenemos el mar,
pero tenemos náufragos,
tenemos uñas, tenemos dedos cercenados,
alguna oreja y un ojo que el ahíto tiburón no quiso aprovechar.
Tenemos uñas,
siempre tendremos uñas
y las aguas hirvientes de las furias,
y esas aguas, las pestilentes, las agresivas aguas,
se alzarán victoriosas con sus víctimas
hasta formar un solo mar de horror, un mar unánime
un mar
sin tiempo y sin orillas sobre el abultado vientre del verdugo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA PIEDRA DESNUDA
Agustín Acosta
(Matanzas, 1886 – Miami, 1979)

Vine a decirte adiós, piedra desnuda.
Te quedas sola en medio de la noche.
Muchas veces en ti recliné mi cabeza
y tuve el sueño de Jacob. Ahora,
al continuar el viaje, no me llevo
sino la huella roja de tu arruga
en la mejilla. Soy agradecido.
Las suaves almohadas no me han dado
sino plácidos sueños, enervantes
apreciaciones de la vida. Hacía
falta a mi voluntad tu agria dureza.

Tal vez eres la misma que a Jacob
le dio el bíblico sueño, y en tu entraña,
como en un raro metal, duerme el augurio.
Te quedas sola en medio de la noche…
Vengo a decirte adiós, piedra desnuda…!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXILIO CASI VEINTE AÑOS
José Corrales
(Guanabacoa, 1937 – Nueva York, 2002)

No vengo del pasado
all of a sudden
me encontré detrás
de una de las grietas
que el futuro se empeña
en rellenar
con memorias abiertas
casi siempre supurando

Con llanto
casi coagulado
con sonrisa
casi vacía de dientes
y de ganas
con risa de casi falsedades
y con mi casi asentir con la cabeza

Una vez traté de escupirles
y casi siempre me ahoga la saliva
una vez les grité
y casi que me oyeron
una vez traté de guardar
casi silencio
y cargaron mi nombre
de adjetivos

Yo soy el que me asomo
no son ellos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOMBRE IDEAL
Lucas Lamadrid
(La Habana, 1919 – Miami, 1987)

El hombre nuevo y útil
escucha pero no habla
mira más no sonríe
obedece y trabaja
sumiso no protesta
su mente programada
su voluntad rendida
no deciden acatan
su alma late al unísono
del partido y la causa

una computadora
tabula su esperanza
hace el amor y engendra
más siervos de su casta
su hembra con petróleo
a la prole amamanta
sonámbulo camina
y se convierte en masa
por el bien colectivo
muere en paz y le basta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ROMANCE DE LOS PUEBLOS DE CUBA
Norman Rodríguez
(Matanzas, 1926 – Miami, 1988)

Pueblos solemnes, abiertos,
humildes como centavos…;
pueblos que guardan un polvo
de angustia en sus entrepaños;
pueblos donde la tristeza
transita de mano en mano:
con parques grandes y parques
que caben en un abrazo;
con un collar de campanas
de los domingos colgado;
con árboles que doblegan
traumatismos centenarios;
y viejas empalagosas
como las lluvias de mayo…

Bodegas que huelen siempre
a controversia y cigarros,
con un chinito tan ele
como una cinta de caucho,
o algún gallego que ostenta
su gracejo de cubano…;
cantinas donde la bulla
organiza simulacros
indoctos de la alegría;
barberos que son un mazo
de cábalas y recetas
para todo el vecindario;
algún busto de un Maceo
que parece de otro lado,
y un pedrusco por las Madres
(escultórico mal parto);
portales donde los novios
se escrutan sin embarazo;
jardines a medias, donde
marpacíficos y trapos
reparten, a campanadas,
un color desconsolado…;
calles pardas y sinuosas,
llenas de niños y charcos
y mariposas que forman
archipiélagos alados…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXILIOS
Heberto Padilla
(Pinar del Río, 1932 – Auburn, 2000)

Madre, todo ha cambiado.
Hasta el otoño es un soplo ruinoso
que abate el bosquecillo.

Ya nada protege contra el agua
y la noche.

Todo ha cambiado ya.
La quemadura del aire entra
en mis ojos y en los tuyos,
y aquel niño que oías
correr desde la oscura sala,
ya no ríe.

Ahora todo ha cambiado.
Abre puertas y armarios
para que estalle lejos esa infancia
apaleada en el aire calino;
para que nunca veas el viejo y pedregoso
camino de mis manos,
para que no me sientas deambular
por las calles de este mundo
ni descubras la casa vacía
de hojas y de hombres
donde el mismo de ayer sigue
buscando soledades, anhelos.

Poetas que aparecen en Al pie de la memoria: Emilia Bernal, Agustín Acosta, Rafael Esténger, Eugenio Florit, Mercedes García Tudurí, Pablo Le Riverend, Arístides Sosa de Quesada, José Ángel Buesa, Adela Jaume, Alberto Baeza Flores, Gastón Baquero, Justo Rodríguez Santos, Ramón Álvarez Silva, Miguel González, Lucas Lamadrid, Carlos Miguel Suárez Radillo, Oscar Gómez-Vidal, Ana Rosa Núñez, Norman Rodríguez, Antonio Giraudier, Pancho Vives, Pura del Prado, Heberto Padilla, Severo Sarduy, José Corrales, José Mario, David Fernández Chericián, Luis Cartañá, Reinaldo Arenas, Julio E. Miranda, Wifredo Fernández, Alberto Serret, Jorge Oliva, Amando Fernández y Roberto Valero.

Anuncios

Read Full Post »

La siguiente reseña fue escrita por la poetisa María José Mures y publicada en la revista literaria hispanoamericana Aurora Boreal (Dinamarca, 2 de enero de 2019) Aurora Boreal

Cuando se edita por cuarta vez un libro algo bueno contiene sus páginas y así es el interior del libro de León de la Hoz, si navegamos –o naufragamos por sus páginas– veremos que no nos deja indiferentes.
Sin abrir Vidas de Gulliver llama la atención el sugerente color rojo de su portada y más la barca volteada y a la deriva, varada en…

El libro está formado por 65 poemas y estructurado en cuatro partes. Si nos detenemos en “Vidas como islas”, la primera parte, al igual que hiciera Jonathan Swift en ésta nos relata en primera persona sus múltiples naufragios: querer huir, heridas, muerte, ideología, política, patria, Dios, soñar en volar como Ícaro… Ante tanto descontento existe la salvación que vemos en el poema “Libertad” la soledad es la única que como perro guardián lo acompaña y la que le da esa libertad ficticia y salvadora de pensar en ser libre.

Desde el primer poema “Este que veis no soy yo” se vive el naufragio y nos lo hace sentir, de manera excelente, y el lector puede notar cómo el agua o el nudo de dolor le llega al cuello.

Sabemos que Swift fue un excelente escritor satírico y su obra maestra fue considerada una sátira política que, a mi parecer, también lo hace León en este lamento de la situación no solo política de la Isla: Yo tuve un país de arrecifes llenos de sangre / donde morían quienes llegaban o se iban.

Se ve la ironía en “Las cuatro heridas,” con la pedantería del cuerpo que anda a su lado:

Va alegre, cantando, sin saber adónde va.
Lleva colonia y traje caros de Japón,
aunque ignora que va desnudo y apesta
igual a todos camino del matadero. […]

y en todo el poema de “Crónica de año nuevo”:

Todo el mundo se disfraza para la ocasión.
Los pobres se disfrazan de ricos,
los ricos se disfrazan de generosos,
los enfermos se disfrazan de sanos,
incluso los medio muertos se disfrazan
con el mejor traje de enfermos. […]

Si Los viajes de Gulliver fueron ficción, Vidas de Gulliver son poemas y viajes de dentro hacia fuera e incluso al revés. Son vividos y leídos con la misma intensidad con que su autor los escribió. Hay una intención entre tanta agonía, una luz al final del Titanic y es el poema “Consejos para ser feliz” dedicado a su hijo Lucas que sinceramente deberíamos leer todos los días.

María José Mures
Fernán Núñez, Córdoba, España, 1970. Maestra de Educación Especial e Infantil. Máster en Logopedia. Enseña en Ciudad Real, donde reside. Autora de los poemarios: Antes del amor (2001), Zahorí, Leyendas (2004) y Cambalache (2005), Primer Labio (2018). Sus versos aparecen en la Antología de poetas de Fernán Núñez (2006). Colaboró en la edición del libro Romances y canciones de Amor II (2006) y fue directora adjunta de Revista de Feria.

Vidas de Gulliver se puede adquirir en Amazon en el siguiente enlace:
https://www.amazon.es/Vida-gulliver-ebook-LEON-HOZ/dp/8480173211/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1543929936&sr=1-1&keywords=leon+de+la+hoz

 

 

Read Full Post »

“Tertulia Arco Poético”

 Día 10 de enero de 2019

Hora: 19:30

Lugar:

Biblioteca Retiro “Elena Fortún”

C/ Dr. Esquerdo 189

Tel. 91 5019146 –

Poeta Invitado

Louis Bourne

que nos leerá una selección de su obra poética

Presentan:

C. Lana Leza y Antonio Domínguez Rey

Coordina: Pepa Nieto

Read Full Post »

Deseándoles lo mejor en este entrante 2019, nos complace presentarles las portadas de los 13 títulos publicados por Betania el pasado año 2018

Los cuervos y la infamia. Félix Anesio

Cuba in verse: The Island Behind Bars. Ada Bezos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apocalipsis Bolivariano. Enrique Viloria Vera

Tabla de salvación.
Lilliam Moro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para después / Per il domani. Alfredo Pérez Alencar

El único José Martí. Ismael Sambra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viaje hacia el horror (Separata).
Lilliam Moro

Amadoro. Pepe Varos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Primer Labio. María José Mures

La poesía de las dos orillas. Cuba (1959-1993). León de la Hoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Homenaje a la tierra.
Rubí Arana

Vidas de Gulliver. León de la Hoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La semana más larga. León de la Hoz

 

Read Full Post »

Nos complace presentar la nueva edición de la novela de León de la Hoz, La semana más larga (2018).

La siguiente reseña que transcribimos a continuación apareció en el diario ABC el año en que salió la primera edición de la novela.

Una historia extraordinaria que sin embargo se repite hasta confundirse con lo ordinario. Tal es la impresión que deja León de la Hoz al narrar. en excelente prosa, la huida de su patria de un escritor cubano perseguido por sus ideas de disidencia, por su actitud inalienable y porque, como decía la canción, a los demás no les gusta que «uno tenga su propia fe». La novela fluye a través de la mente mágica de ese personaje central, insertado en el seno de una familia en la que la ternura convive con el cainismo, y la protección de una abuela empeñada en mantenerles unidos, con la tiranía impuesta por la mujer que la sucede en el gobierno de la casa.

La parábola nación-familia domina el conjunto de la narración, cuyo rasgo más sobresaliente es haber sabido conjugar todos los temas a los que la narrativa cubana reciente nos tiene acostumbrados con originalidad y pulso narrativo. El hambre, la vigilancia férrea de los ortodoxos censores del régimen, el trasvestismo y cómo no, la nostalgia sentida como una enfermedad terminal para cuanto cubano es arrancando de su patria. Una imagen de La Habana que parece surreal y una pesadilla dolorosa son las representaciones más vívidas de esta novela.

Arturo García Ramos ABC (2007)


LEÓN DE LA HOZ (Santiago de Cuba, 1957). Poeta y escritor cubano.

Ha publicado Coordenadas (La Habana, 1982); La cara en la moneda (La Habana, 1987); Los pies del invisible (La Habana, 1988); Preguntas a Dios (Madrid, 1994); La poesía de las dos orillas. Cuba (1959-1993); (Madrid, 1994 y 2018); Cuerpo divinamente humano (Madrid, 1999), ilustrado por Roberto Fabelo,  La semana más larga (novela) (Madrid, 2007 y 2018). Los indignados españoles: del 15M a Podemos (Madrid, 2015), Vidas de Gulliver (Madrid, 2012, 2016, 2017 y 2018).

En Cuba, entre otros premios nacionales, obtuvo los premios “David” (1984) y “Julián del Casal” (1987), ambos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Dirigió la revista cultural La Gaceta de Cuba y fue cofundador y director de la revista online Otrolunes.

Ha sido incluido en numerosas antologías, entre otras, Poesía cubana: La isla entera, Felipe Lázaro y Bladimir Zamora (Madrid, 1995); Las palabras son islas. Panorama de la poesía cubana del siglo XX, Jorge Luis Arcos (La Habana, 1999); Antología de la Poesía Cubana, Vol. IV, Ángel Esteban y Álvaro Salvador (Madrid, 2002) y Poemas cubanos del siglo XX, Manuel Díaz Martínez (Madrid, 2002).

Escribe El blog de León en https://leondelahoz.com/


La semana más larga, de León de la Hoz.

2ª Edición (2018)

2018, 184 pp. Colección Narrativa.

ISBN: 978-84-8017-252-3.

PV: 17.46 euros  (libro impreso)


EL LIBRO SE PUEDE ADQUIRIR EN AMAZON EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:

https://www.amazon.es/semana-mas-larga-Leon-Hoz/dp/8480172525


 

Read Full Post »

Nos complace presentar la edición digital e impresa del poemario Primer Labio (Betania, 2018) de la poeta española María José Mures (Córdoba, 1970), residente en Ciudad Real donde trabaja como maestra.

Como señala el dramaturgo español Jesús Pérez García en las palabras iniciales de este libro, los poemas de esta entrega poética se transforman “en un dispositivo, en un cuerpo que proyecta sueños y deseos, porque ese cuerpo es un alma, un alma de carne y hueso, de una carne y hueso hecha de vivencias y recuerdos”. Para el prologuista,  “Primer Labio nos muestra un camino en el que se van procesando las emociones, y por eso  va cargándose cada vez más de sabiduría (…) Hay también una tierna reiteración propia de los cuerpos enamorados cuando sienten estar enamorados, un deseo de captar todos los detalles, todos los destellos de sus almas anhelantes la una de la otra, y de instantes únicos en ese único y fugaz periodo en que son vividos y pasan, apenas vividos, a proyectarse como pasado”. Además, amplia su razonamiento diciendo que este libro de poesía “es como una película, como una pieza teatral, en cinco actos, cuyos tránsitos se caracterizan por un dominio de los tiempos que refleja ese presente absoluto del inicio y el pasado que ya antecede al final –al momento en que todo se acaba- y del espacio, difuso en los primeros poemas y vacío de todo cuanto estaba lleno al inicio, que –entendemos después- era el cuerpo del ser amado”. Y finaliza Pérez García: “Los versos que nos disponemos a leer son como una hendidura, como un surco, de una corporeidad candente, un deseo de asir el momento y la cualidad de María José (Mures) es transmitir con palabras y hacer sentir esa corporeidad y ser capaz de hacerlo sin juegos de postración y ocultación, usando la primera persona para poner en palabras esa vivencia que todos y todas hemos vivido o soñado vivir en algún momento”.

Como muestra del buen quehacer poético de María José Mures, ofrecemos un poema de cada una de las cinco partes que componen este poemario:

 

Sin letrero

 

No hay letrero

de coto privado de caza,

pero son tuyas,

en la piel están las caricias,

las ternuras y humedades

de tu reserva y la mía.

 

Vivir para tenerte,

vivir esos cinco minutos,

donde redondeas

mis ovillos de placer.

 

 

Éxtasis mudo

 

En la noche me deshago

me vuelvo humana salvajemente

no sé qué azar reaparece

cuando sin buscarte llegas

justo en éxtasis mudo.

 

Es mía tu mano en mi pecho,

mía la del sexo…

es la fuerza que se inculca

y en espiral se encuentra con sentido

destensando preocupaciones,

agotando todo,

es tu mejilla en mi vientre cuando inspiras

quedando sin aliento.

 

 

Incumplimiento

 

Prométeme no tocarme

ni mirarme tan siquiera

no hables cuando calle,

sal, lleves o no

mis pensamientos,

¡ves!

debí no decirlo,

nada has cumplido.

 

 

Barca roja llena de luz

 

Sujeta y en el balanceo del mar

sin ver nada, mas amarrada a tu luz,

los días vienen como se van

yo varada acechándote

esperando el instante

en el que tú te enciendas de noche.

 

 

Punto

 

He perdido el miedo a lo conocido

delante de mí te encuentro

sin conocerte

tus labios besan

 

borrando una historia

que sin saberlo y sin dictado

tiene punto

final.

 

La poeta y profesora cubana Aimée G. Bolaños señala en la contraportada de este libro:

Primer Labio se deja leer como un diario de amor que registra momentos, estados, transformaciones, aberturas, superaciones, caídas. El poemario recorre las estaciones del amor, integrando lo literal y simbólico; viaje de los sentidos y la afectividad, de elevación y profundidad al dar fe de la pasión amatoria. Conquista por su puro fuego que se va haciendo cada vez más reflexivo, sin perder la corporeidad, ni la llama. Que es libro de piel, del sexo, de los labios todos, del alma enamorada, que cuando carnal, más plena y arrasadora. Alma carnal que en la poesía de María José Mures resplandece”.

En la portada se reproduce la obra  Lady Godiva de John Collier y en páginas interiores obras de  Sandro Botticelli,  Paul Rason, Gustav Klimt, August Rodin y Charo Mures.


María José Mures  (Fernán Núñez, Córdoba, 1970). Maestra de Educación Especial e Infantil. Máster en Logopedia. Enseña en Ciudad Real, donde reside.

Autora de los poemarios: Antes del amor (2001), Zahorí, Leyendas (2004) y Cambalache (2005). Sus versos  aparecen en la Antología de poetas de Fernán Núñez  (2006). Colaboró en la edición del libro Romances y canciones de Amor II (2006) y fue directora adjunta de la Revista de Feria.


Primer Labio de María José Mures

Prólogo de Jesús Pérez García

2018, 116 pp. Colección Betania de Poesía

ISBN: 978-84-8017-408-4

PV: 12.00 euros ($15.00)

Read Full Post »

Es un placer presentar a los lectores la segunda edición de La poesía de las dos orillas. Cuba 1959-1993, de León de Hoz publicado por esta casa cuando se cumplen 25 años de su primera edición (Madrid: Libertarias/Prodhufi, 1994).

No es una antología cualquiera. Hace casi tres décadas uno de los problemas más debatidos en los escenarios intelectuales y políticos cubanos era la existencia o no de una cultura dividida a causa de una Cuba partida en dos desde el triunfo de la Revolución en 1959. Hasta entonces fueron pocos los intentos por reunir y comprender la poesía de dentro de la isla y su exilio, no fue una tarea fácil porque las relaciones entre la Cuba de dentro y la de fuera ideologizadas y politizadas se dirimían en el terreno de los enemigos. Esta antología, a pesar de haber salido por primera vez 35 años después de haber triunfado la Revolución, es una de las primeras que aborda y estudia la poesía “dividida” desde el punto de vista del análisis de esas complejas relaciones y como muestrario de ese quehacer.

La antología cuenta con 36 poetas y un promedio sustancial de 10 páginas por cada uno. La selección abarca la creación de aquellos poetas que empiezan a dar a conocer su obra en los albores de la Revolución y termina con la llamada generación de los 80. Como reconoce el autor en su análisis, no están todos los que podrían y por eso al final hay una lista de poetas que pueden servir de guía para lectores interesados. Además del conocido estudio sobre la poesía del periodo que el autor divide por características afines en Movimientos poéticos de los 60, 70, 80 y del Exilio, en vez de la división al uso en generaciones. La nueva edición incluye un análisis del autor del contexto en que preparó el libro y también de las actuales circunstancias de expansión del exilio y la convivencia de esas dos orillas que motivaron la antología.

En esta nueva edición también De la Hoz nos ha dejado una actualización de las fichas de los autores, muchos de ellos fallecidos o en el exilio en este momento, y ha incorporado dos novedades gráficas, una de indudable valor testimonial es la carta en el Apéndice que Gastón Baquero le envió al poeta español Jesús Munarrriz, editor de Hiperión en la que destaca la importancia de que se hubiera publicado un libro con esas características, y la otra novedad son las fotos que hace el hijo del poeta a quien estaba dedicado el libro cuando éste aún era un niño que iba a crecer en esa Cuba dividida. Independientemente de la importancia que tuvo en su momento, la antología es un homenaje a la poesía total cubana y a los poetas que vivieron esa época condicionados por una realidad política que ha cambiado en los últimos años.

La parte inicial de análisis del desarrollo de las generaciones o movimientos poéticos, como prefiere llamarlo De la Hoz, y su relación con el contexto cultural, social y político consta de las siguientes partes, con sus correspondientes notas:

 Veinticinco años después,

Generaciones, degeneraciones, regeneraciones,

Movimiento poético de los 60,

Movimiento poético de los 70,

Movimiento poético de los 80, y

Movimiento del Exilio. La otra orilla.

Los poetas que aparecen, algunos fallecidos o que ya no viven en Cuba, son:

Magaly Alabau, Rafael Alcides Pérez, Armando Álvarez Bravo, Cira Andrés, Antón Arrufat, Miguel Barnet, Belkis Cuza Malé, Manuel Díaz Martínez, Rolando Escardó, Ángel Escobar, Lina de Feria, Pablo Armando Fernández, Amando Fernández, Roberto Fernández Retamar, Emilio García Montiel, Raúl Hernández Novás, Fayad Jamís, José Kózer, Felipe Lázaro, César López, Luis Marré, Carlos Martí Brenes, Lilliam Moro Núñez, Luis Rogelio Nogueras, Francisco de Oraá, Herberto Padilla, Gustavo Pérez Firmat, José Pérez Olivares, Delfín Prats, Andrés Reynaldo, Raúl Rivero, Isel Rivero, Reina María Rodríguez, Efraín Rodríguez Santana, Alberto Rodríguez Tosca y Pío E. Serrano Castellanos.

Con La poesía de las dos orillas. Cuba, 1959-1993 (Betania, 2018),  León de la Hoz  no solo nos aporta su selección de la poesía de este periodo, sino que pasados 25 años vislumbra un nuevo panorama cultural que ha unido a ambas orillas en una sola, donde se plasma la ya innegable pluralidad de todo lo cubano frente a las trasnochadas e ineficaces políticas represivas del régimen del 59.


LEÓN DE LA HOZ (Santiago de Cuba, 1957). Poeta y escritor cubano.

Ha publicado Coordenadas (La Habana, 1982); La cara en la moneda (La Habana, 1987); Los pies del invisible (La Habana, 1988); Preguntas a Dios (Madrid, 1994); La poesía de las dos orillas. Cuba (1959-1993); (Madrid, 1994 y 2018); Cuerpo divinamente humano (Madrid, 1999), ilustrado por Roberto Fabelo,  La semana más larga (novela) (Madrid, 2007 y 2018). Los indignados españoles: del 15M a Podemos (Madrid, 2015), Vidas de Gulliver (Madrid, 2012, 2016, 2017 y 2018).

En Cuba, entre otros premios nacionales, obtuvo los premios “David” (1984) y “Julián del Casal” (1987), ambos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Dirigió la revista cultural La Gaceta de Cuba y fue cofundador y director de la revista online Otrolunes.

Ha sido incluido en numerosas antologías, entre otras, Poesía cubana: La isla entera, Felipe Lázaro y Bladimir Zamora (Madrid, 1995); Las palabras son islas. Panorama de la poesía cubana del siglo XX, Jorge Luis Arcos (La Habana, 1999); Antología de la Poesía Cubana, Vol. IV, Ángel Esteban y Álvaro Salvador (Madrid, 2002) y Poemas cubanos del siglo XX, Manuel Díaz Martínez (Madrid, 2002).

Escribe El blog de León en https://leondelahoz.com/


La poesía de las dos orillas. Cuba, 1959-1993. (Antología) de León de la Hoz.

2ª Edición (2018)

2018, 440 pp. Colección Antologías.

ISBN: 978-84-8017-406-0.

PV: 20.00 e  (libro impreso)

EL LIBRO SE PUEDE ADQUIRIR EN AMAZON EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:

https://www.amazon.es/poes%C3%ADa-las-orillas-Cuba-1959-1993/dp/8480174064/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1543826386&sr=1-2&keywords=la+poesia+de+las+dos+orillas

Otros libros de León de la Hoz que se pueden adquirir en Amazon:

La semana más larga (Novela)

https://www.amazon.es/semana-mas-larga-Leon-Hoz/dp/8480172525/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1543930054&sr=1-1&keywords=leon+de+la+hoz+la+semana+mas+larga

Vidas de Gulliver (Poesía)

https://www.amazon.es/Vida-gulliver-ebook-LEON-HOZ/dp/8480173211/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1543929936&sr=1-1&keywords=leon+de+la+hoz

 

 

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: