Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Margarita García Alonso’

A finales del año 2011,  Betania inició una política de regalar sus libros electrónicos  (ebooks) de dos formas: 1) desde nuestro blog, donde se pueden leer y descargar gratuitamente en la ventana EBOOK y 2)  difundiendo -por e-mail-  todos nuestros libros  en su versión digital, con la idea de servir de forma más eficiente y moderna a la cultura hispanoamericana, en general, y a la cubana, en particular.

En este sentido, Betania ha sido pionera en los envíos digitales gratuitos a Cuba porque, desde hace 4 años, nuestros ebooks circulan entre usuarios y lectores, aunque no solo llegan a la Isla, sino también se difunden en el exilio. Desde entonces, son muchos los e-mails que recibimos de los más diversos países y cada vez son más los lectores de todo el mundo hispano que nos escriben interesados en recibir otros libros (digitales e impresos) publicados por nuestra editorial.

Hoy, a inicios del 2015, nos sentimos muy orgullosos de enumerar los 10 libros que se pueden descargar gratis en nuestro blog, solicitar por e-mail  a nuestra editorial o bien adquirir en AMAZON:

 

2011:

La espléndida Ciudad. Compilación ensayos, 2004 – 2008, de Julio Pino Miyar. 2011, 178 pp. ISBN:LA-ESPLENDIDA-CIUDAD 978-84-8017-308-7.

 

 

 

 

2012:

 * Vidas de Gulliver, de León de la Hoz.  2012, 106 pp. ISBN: 978-84-8017-321-6.Vidas de Gulliver_LEON DE LA HOZ_Página_001

 

 

 

 

 

Conversación con Gastón Baquero (3ª edición), de Felipe Lázaro. Prólogo de Alfredo Pérez  Alencart,Conversaciones con GB_ebook_OK_Página_01 Prefacio de Jorge Luis Arcos y Epilogo de León de la Hoz. 2012, 80 pp. ISBN: 978-84-8017-318-6. Recientemente publicamos la 4º edición (2014), digital e impresa, de este título para conmemorar el Centenario del nacimiento de Gastón Baquero

 

 

2013:

 

Bojeo_cover_frontback_Página_1

*  Bojeo a la Isla Infinita. Antología de 6 poetas cubanos. Introducción y selección de Arístides Vega Chapú. (Contiene poemas de: Sergio García Zamora, Ihosvani Hernández, Sonia Díaz Corrales, Juan Carlos Recio Martínez, Arístides Chapú y Félix Anesio). 2013, 96 pp. ISBN: 978-84-8017-325-4

 

 

Lenguaje_pdf_Página_01

* Lenguaje de mudos, de Delfín Prats. Prólogo de Ronel González Sánchez. 2013, 58 pp. ISBN: 978-84-8017-330-8.

 

 

 

 

 

la necesidad de escribir_ebook8_Página_001

*   La necesidad de escribir. Ensayos literarios, de Julio Pino Miyar. 2013, 184 pp. ISBN: 978-84-8017-319-3.

 

 

 

 

El centeno que corta el aire.ebook_7_Página_01*   El centeno que corta el aire, de Margarita García Alonso. 2013, 94 pp. ISBN: 978-84-8017-334-6. Este libro, también, se puede adquirir en: http://www.amazon.com

 

 

 

2014:

El libro de las conversiones_p*   El libro de las conversiones imaginarias , de Jorge Luis Arcos. Prólogo de Efraín Rodríguez Santana. 2014, 112 p. ISBN: 978-84-8017-340-7.

 

 

 

 

Un puente contracorriente_ebook_Página_001

 

*   Un Puente Contracorriente: Un esfuerzo literario dentro y fuera de Cuba, de Marlies Pahlenberg. 2014, 104 pp. ISBN: 978-84-8017-342-1.

 

 

 

Los indignados españolesxp0*   Los indignados españoles: Del 15 M a PODEMOS, de León de la Hoz. 2014, 200  pp.  ISBN: 978.84-8017-350-6.

 

 

 

Para el 2015, tenemos en preparación: 

  • El poemario Los cristales que te hincan de Lina de Feria con Prólogo de Yoandy Cabrera .
  • La novela  Oración por el tiempo de las amigas, de Julio Pino Miyar.
  • El poemario Cuba. Poema mitológico, de Guillermo Rodríguez Rivera. Prólogo de Jorge Luis Arcos y Epílogo de Milena Rodríguez Gutiérrez.
  • El libro de cuentos El regalo, única obra publicada por Nelson Rodríguez Leyva, joven narrador cubano fusilado en La Habana en 1972, con Prólogo del profesor Rafael E. Saumell y textos de Reinaldo Arenas.

 

Además, tenemos en proyecto otros poemarios  y antologías poéticas de reconocidos poetas cubanos e hispanoamericanos.

Con estos aportes conformamos nuestra ya veterana Colección Digital  que esperamos ir ampliando en los próximos años junto con las publicaciones impresas de nuestro fondo editorial,  que ya asciende a más de 500 títulos editados desde nuestra fundación en 1987.


Nota: Estos libros digitales se pueden leer o descargar gratis en nuestro blog: https://ebetania.wordpress.com, buscando en la ventana EBOOK el título deseado y pinchando el mismo. También se pueden pedir a través de un e-mail  a:  ebetania@terra.com y se les enviará el PDF sin gasto alguno.


Anuncios

Read Full Post »

El centeno que corta el aire.ebook_7_Página_01Reseña de la poeta cubana Ena Columbié publicada en el Nuevo Herald (Miami) el pasado sábado 25 de enero de 2014.

La utilización de los símbolos de color para expresar situaciones es tan antigua como el homo sapiens. Algunos artistas y escritores los utilizan como herramienta, pero la realidad es que desde el Modernismo su uso se ha decantado más hacia lo expresivo que hacia lo contemplativo. El carácter simbólico del color en la poética de Margarita García Alonso (Matanzas, Cuba, 1959) es un aspecto ineludible en su nuevo libro, El centeno que corta el aire (Betania, 2013).

La poeta, que sobre todo es artista, conoce de la dualidad físico-fisiológica del color. Está al tanto de las características peculiares del mundo artístico y literario, así como en la trasformación del color en símbolo y enunciado. Por eso los explota:

“Nadie a mi alrededor canta palabras/ de mi lengua natal, nadie sacude/ toallas desde el balcón solo veo una/ alfombra que se deshace/ en el hilillo de nieve, la traza de un pie/ que hunde el blanco” ( Sonidista del alba).

El símbolo cromático blanco es utilizado como suelo, nieve y también vacío, y también como lamento por la soledad; sentimiento de lo vano idealizado por los pasos. En ese mismo poema, encontramos también manifestarse las tendencias al orfismo, con la que muchos pintores se proponen dar a los colores un poder evocativo.

Se sabe que el rojo es el más caliente de los colores de la gama cromática, García Alonso usa el recurso del agua para lograr un contraste con el símbolo cromático rojo y suavizar su significado llevándolo a cálido.

“Quiero oír el corazón de mi madre,/ el latido que fustigaba aguas rojizas, la palpitación que me irrigaba” ( Sonidista del alba).

Así vemos en el poemario el uso del ontocolorismo, teoría explicada en 1882 por el filósofo francés Lucien Renout, y que define como el arte capaz de develar el mundo visible del ser por medio de las impresiones cromáticas. Impresiones no solo descubiertas por el color, sino también por otros símbolos por abstracción: sangre (rojo), trigo (amarillo), luna (oscuridad).

“Nada iguala la sangre que/ convierte el trigo en textura de/ museo. Son tantos pigmentos/ rojos alterados, sobre cráteres/ dispersos semejantes a la luna./ Entre la cabeza y el tallo pie,/ lo que fue un vago suvenir/ de hombre sin oreja” ( Bajo el cielo de Auvers-Sur-Oise).

“Es un homenaje a Van Gogh”, nos cuenta la artista-poeta a través de una carta. “Fue a partir de un peregrinaje que hice a Auvers-sur Oise, donde se suicidó [el artista]. Queda a una hora y media de casa y, aunque ya había estado en varias ocasiones, en esta fui sola, a comerme los trigales y pensar en el pelirrojo, quizás, por esa cercanía es que se me embarró, salpicaron los colores al poemario. (…) es la tela cromática del alma de este hombre, cuando te acercas mucho, pues mancha cualquier verso. Y mancha en el sentido de marca buena”.

Sabemos también, que el color incide en los sentimientos, y la consecuencia emocional obedece al sujeto sobre el cual se evalúa un color, y al propio color en sí; por eso cada creador posee una estética propia para su manejo y logro de efectos. Como una tabla personal de valoraciones. En El centeno que corta el aire, el negro impera identificando la tragedia, lo oscuro y la melancolía…

“Tose la negrura, las infinitas capas/ de hollín que denuncian tráficos/ en el mercado cuando fuma a/ escondidas cigarrillos negros” ( La aguja en el pajar).

En esa estrofa vemos como el símbolo cromático negro, se refuerza más con negrura, y con hollín, acentuando la escena. Lo mismo sucede con la que aparece a continuación que, aunque pertenece a un poema diferente, –en su individualidad y por obvias razones– parece consecuencia de aquel:

“El respiro fatal, el líquido, el/ estruendoso mar que desespera el/ negro pulmón que se deshace en/ violetas pequeñísimas, me tiñe/ de azul” ( Pescador).

En el poemario hay muchos otros ejemplos del símbolo cromático negro, y otros diferentes símbolos que lo aluden, como en el caso de noche: la noche en la noche sin techo, ciega en la noche, mala noche, anochecer…

Este es un libro en el que el lector podrá encontrar una obra llena de colorido, aunque no por ello quiero decir que cada poema es una pintura, ni mucho menos alegre. Hay en él un abanico de meditaciones; interesante material para el estudio de la palabra y su color.

Margarita García Alonso es artista visual y poeta, licenciada en periodismo de la Universidad de La Habana. Tiene un máster en Industrias gráficas de Francia. Ha publicado varios libros y obtenido numerosos premios como pintora. Laureada en la Taberna de poetas franceses, y publicada por Yvelinesédition, en marzo del 2006. Creadora de Ediciones Hoy no he visto el paraíso. Reside desde 1992 en Francia.

 

Read Full Post »

Read Full Post »

Por Arístides Vega Chapú
El centeno que corta el aire.ebook_7_Página_01
Desde su título El centeno que corta el aire, de Margarita García Alonso (Matanzas, Cuba, 1959) publicado por la Editorial Betania en su colección de Poesía, su autora nos advierte, desde el más estricto sentido lírico, que está dispuesta a develarnos todo lo que pueda quedar fuera de la visualidad  de un ojo poco atento, poco entrenado.
Con los más variados y diversos elementos que ella primero avizora y selecciona para luego ubicar en esa planicie sobre la que arma y desarma paisajes constantemente, esta poesía se va componiendo más que nada por la indagación de alguien que le interesa calar o cavar, llegar al fondo o al centro de todo. Y ese todo aquí está personificado por el Hombre, o más bien por todo lo que guarda y resiste su interior, es decir por la raíz de todo comportamiento. Traspasar cualquier atmósfera, cortar el aire, hasta llegar al otro lado, donde ella sitúa sus historias, dispuestas a descomponerlas hasta llegar a su verdad.

Sin importarle oficios, que son más bien puntos de partida para muchas de esas historia  de vida que les va creando a sus disímiles personajes; hombres y mujeres aparecen en busca de sus propios caminos, con sus lamentos o alegrías a cuesta. Ellos, como la vida real testificada en estos versos se adentran por trillos o avenidas del mundo para luego exponernos ese itinerario, casi siempre afectivo,  sin descuidar el más mínimo detalle.

Viajan constantemente de un sitio a otro, para luego dejar constancia con asombroso dominio sobre esas sutilezas o nimiedades que hacen diferentes la vida de uno y de otros. Las experiencias todas, aún las más personales o complejas, expuestas en una poesía sencilla pero calzada por una emotividad que busca, y en mí opinión logra, cjava-scriptrnos.

Margarita como cualquier otro poeta fabula constantemente. Mezcla con osadía realidad con ficción, junta períodos históricos, geografías lejanas.  Pero en su caso son los sentimientos de sus protagonistas los que dibujan rostros y sombras, paisajes y estados anímicos. Un mundo expuesto desde el interior de quienes aparecen en este poemario para desde la diversidad de sus voces contar singularidades. Es aquí el atractivo mayor de encontrárnoslos y dialogar con ellos. Pueden en un principio, en ese contacto primero y superficial,  dar la apariencia de personas comunes y simples, pero traen sobre sí un pasado y presente que conmueve y moviliza.

Obviamente que la poetisa logra sus versos con una visualidad propia de su otro oficio, el de artista plástica, como mismo sus pinturas tienen una poética muy particular. Y es que Margarita expresa desde la sinceridad que le exige su vocación de testificadora de los más disímiles y variados estados anímicos de los seres humanos esa relación de uno con uno mismo. Esa conversación íntima que solemos sostener para preguntarnos y respondernos todas las dudas que desde el misterio de una vida ejercida con plenitud, nos convierte en permanentes indagadores de cuanto sucede a nuestro alrededor. Y ese alrededor no tiene en esta poética límites geográficos. Cualquier ciudad del mundo, cualquier porción de tierra está alcance del persistente andar de estos personajes, ciudadanos todos del mundo: Pregunto, si debo abandonar bandera/si es tarde para capitular/ si debo alinearme/ como una nube rosada del anochecer. / Si es necesario llegar completamente muerta al final. (página 68).

Aún cuando algunos de los poemas juntados en este libro tienen como base, o digámoslo más sencillo; la inspiración en una cotidianidad común para muchos, lo que pudiéramos llamar poemas domésticos, de una cuerda afectiva y sensible de la que cualquiera puede sujetarse, Margarita logra contar sus historias, incluso las referidas a lo común de las cosas, de una manera tan particular que es como si le asistiera la intención de relatarlas de una manera nueva, de otra forma, desde otra visión, es decir desde la trascendencia. Si así se lo hubiese propuesto lo logra y es para mí lo más disfrutable de este poemario: Yo, la parásita,/ me alimento de letras,/en correos de un amarillo triste/ como todo lo que llega de esa isla de veranos.(página 59).

Ya lo había advertido la poetisa Carilda Oliver Labra presentando el primer poemario de Margarita García Alonso, en el ya lejano año ochenta ocho, del siglo pasado: Su discurso, a veces sobresaltado, siempre lúcido, nos agarra y conmueve como el que aspira al infinito . Solo que ahora,  al paso de los años,  le asisten otras amarras por las que llegó a ese infinito desde entonces avizorado.

——————————————————————————————

***Reseña de Arístides Vega Chapú del poemario El centeno que corta el aire (Betania, 2013) de Margarita García Alonso, publicada en los blogs:

http://codedelamarga.blogspot.fr  y

http://lacomunidad.elpais.com/margaritagarcia-alonso/posts

 

Read Full Post »

El centeno que corta el aire.ebook_7_Página_01Nos complace anunciar la edición especial (digital y gratuita) del poemario El centeno que corta el aire (Betania, 2013) de la poeta cubana Margarita García Alonso, que reside actualmente en Francia. 

Este libro de poesía, que representa la octava obra lírica de esta autora, reúne unos cuarenta poemas que certifican la plena madurez poética y el buen quehacer lírico de García Alonso en estos versos repletos de vida. Versos, a veces duros, que denotan una intensidad vivencial que se plasma en todo el poemario. 

Con este nuevo aporte, Margarita García Alonso destaca como una de las mejores voces de la poesía cubana actual, a lo que se suma su ya extensa trayectoria literaria y  una excelente labor como promotora cultural, además de su incansable trabajo como editora al frente de su editorial francesa Hoy no he visto el paraíso, con sus bellas ediciones, y su no menos importante obra plástica, que la convierte, a todas luces, en una figura relevante del mundo intelectual y artístico hispano del momento.

En la portada de este libro se reproduce la creación digital Trigal Van Gogh, obra de la autora de este poemario.

———————————————————————————————————

Margarita García Alonso.  Poeta y periodista cubana, es, además, una excelente editora y una artista visual reconocida.  Se licenció en Periodismo en la Universidad de La Habana. En Cuba, fue directora del semanario cultural Yurumí y editora de Casa de las Américas, y  publicó los poemarios Sustos de muchacha (1988) y Cuaderno del Moro  (1991). 

Desde 1992 reside en Francia, donde terminó un Máster en Industrias Gráficas y publicó otros libros de poesía, como: Maldicionario, Mar de la Mancha, L’aiguille dans la pomme, La costurera de Malasaña, Cuaderno de la herborista ; así como el primer libro ilustrado sobre José Lezama Lima: Lezamillos habitados. También es autora de las novelas para niños Garganta  y Señorita no y Señora sí y de las novelas Amarar y La pasión de la reina era más grande que el cuadro (2012). 

En el país galo, fundó la editorial Hoy no he visto el paraíso donde ha publicado a poetas cubanos, como: Maya Isla, David Lago González, Alberto Lauro, Sonia Díaz Corrales, Odette Alonso y Juan Carlos Recio, entre otros.

Escribe el blog Di Marga Code:  http://codelamarga.blogspot.fr

Para ver su creación digital: http://2013margaritagarciaalonso.wordpress.com

Su espacio La costurera de Malasaña puede leerse en el periódico español El País: http://lacomunidad.elpais.com/margaritagarcia-alonso/posts

El centeno que corta el aire

de Margarita García Alonso

2013, 94 pp. Colección Betania de Poesía.

ISBN: 978-84-8017-334-6.

EBOOK. 

NOTA: Este ebook se puede leer y descargar gratis en nuestro blog: https://ebetania.wordpress.com

Pinchar en la ventana EBOOK y buscar este título.

——————————————————————————————————————————-

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: