Nos complace presentar el poemario Multiverso infinito de la poeta española Maya Zalbidea Paniagua (Madrid, 1983).

Como señala su autora, en las palabras iniciales de este libro: “Según la física cuántica existe la hipótesis de que además de nuestro universo, existen miles de millones de otros universos, conocidos en su conjunto como multiverso. Los distintos universos son a menudo denominados universos paralelos. La teoría del multiverso ha sido usada en cosmología, física, astronomía, filosofía, psicología transpersonal y ficción.  Partiendo de esta teoría, en este poemario uso el término multiverso con el objetivo de hacer alusión a la posibilidad de que no haya un solo universo sino un multiverso, y éste sea infinito, del mismo modo que nosotros podemos reproducirnos y crear vida, escribir y crear obras literarias y podemos llegar a reencarnarnos así como nuestra obra puede llegar a ser inmortal. El multiverso infinito para mí también significa que podemos crear múltiples versos en la poesía, que nunca tiene fin, porque el número de poemas posibles es infinito y aunque el autor o la autora mueran, el verso vuelve a ser leído y releído hasta el infinito”.

Multiverso infinito es la segunda entrega poética de Maya Zalbidea y se compone de 39 poemas. Además, el libro va salpicado de fotos a color que hace de esta obra una bella edición de lujo.

Como muestra  del buen quehacer  lírico de esta poeta, les ofrecemos unos poemas suyos incluidos en  Multiverso infinito:

 

MULTIVERSO INFINITO

Remolinos de espuma,

sinfonía de viento,

la pureza del mar en tu alma.

 

La orilla,

lugar transcendental,

tránsito entre arena y aguas en movimiento.

 

Vidas y muertes,

reencarnaciones,

la naturaleza es la dueña del poder

en este multiverso infinito.

 

EL MAGNETISMO DE LA TIERRA

Cuando el ser observa la naturaleza

descubre  que no hay razón para sentirse solo.

 

El magnetismo de la madre tierra

une y atrae a todos los seres,

nuestras moléculas se mantienen unidas.

 

El afán incansable de supervivencia,

el vanidoso ansía dominar toda la fuerza sobrenatural.

Hasta afrontar,

que no hay creación ni destrucción,

sólo transformación.

 

ME CURAS

Me curas cuando enfermo,

me serenas cuando me inquieto,

me alumbras cuando me ciego,

me orientas cuando me pierdo,

me acompañas cuando me encierro,

me derrites cuando me hielo.

 

NÓMADAS DEL MULTIVERSO

Identidades transformadas en constelaciones,

danzan en permutaciones aleatorias.

 

Cada pisada observada,

cada suspiro consciente.

 

La mente se oxigena,

recuperamos el contacto con la tierra.

 

Somos nómadas del multiverso,

caminamos y dejamos huella en otras almas..

 

Hemos venido a esta vida a amar y ser amados,

estamos aquí por alguna razón.

No nos perdamos en laberintos ni espirales,

no permitamos que la oscuridad nos devore,

sigamos siempre nuestro rumbo y ritmo.

 

EL MULTIVERSO EN TI

Los sauces llorones palpitan,

la hierba respira,

cantan al unísono nuestros corazones,

hay paz en la  tierra.

 

Gracias hermanos y hermanas,

veo el deseo de amar y de ser amados en todos vosotros y vosotras.

 

Nunca dejamos de ser inocentes,

podemos transformarnos en dioses y diosas.

 

Estamos conectados.

El multiverso está dentro de ti.


Maya Zalbidea Paniagua. Poeta y profesora española. Doctora en Literatura de países de habla inglesa. Trabaja como profesora asociada  en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid e imparte clases  de inglés en el Instituto Público Bilingüe Joaquín Turina de la capital española. Ha sido investigadora visitante dentro del grupo de investigación de literatura electrónica de la Universidad de Bergen, Noruega.

Es autora de los poemarios: Danza submarina (Editorial Huega y Fierro, 2015) y Multiverso infinito (Betania, 2020).

———————————————————————————————————————————

Multiverso infinito de Maya Zalbidea Paniagua

88 pp. 2020. Colección BETANIA de Poesía.

ISBN: 978-84-8017-415-2

PV: 15.00 euros ($20.00).


 

 

Nos complace presentar la edición (digital e impresa) del poemario  Las estaciones (Betania, 2019) del poeta y profesor cubano Arístides Falcón Paradí, residente en Nueva York.

Esta obra poética se compone de seis partes (o estaciones): “invierno” y “primavera”, “verano” y “otoño” y “la otra estación” y “de la luna”, donde transitan 317 haikus  a lo largo del texto, acompañados por bellas fotografías a todo color.

Como nos confirma su autor en las palabras iniciales de esta entrega, “este poemario es un viaje de mis tantos viajes por las estaciones. Un tratar de recrear estas como las he vivido, al recrearlas despertar una consciencia de la necesidad de vivir en ellas, un expresar sus cambios como una manera de perpetuarlos. La forma del haiku por ser como el infinito, una medida inatrapable, nos circunscribe a nuestros límites en tanto nos repetimos. En su espacio ínfimo trato de captar su espíritu, un traducir de oído su música (ya había terminado este poemario antes de la alegría de balbucear y garabatear el nihongo), la esencia de donde vienen”.

Como muestra del buen quehacer lírico de Falcón Paradí, les brindamos solamente unos cuantos  haikus -cazados al vuelo- de la sección  “la otra estación”:

 

6

En este cuarto

ronda tu ser, tu aroma

noche tras noche.

 

10

Sin que lo sepas

evoco tu perfil

todas las noches.

 

12

El vivo deseo

que aviva la falta,

sed que no cesa.

 

23

Entre tus manos

ese sueño que solo

dios es testigo.

 

36

Sin que tú llegues.

sin que te sustituya,

sin que nadie más…

 

41

Baño que extraño

en tu piel de agua fresca,

de un jamás volver.

 


Esta edición de lujo, que conforma este bello libro, ha sido posible gracias al joven diseñador Pablo Medina (Jr.).


Arístides Falcón Paradí  Poeta y profesor universitario cubano. Reside en Nueva York, donde trabaja en John Jay College of Criminal Justice. Es autor del poemario Tantra Tanka (Betania, 2003), traducido y publicado en Japón (Fransudo, 2007) y de las novelas: En clave blen blen (2011), sobre la vida del famoso rumbero y compositor cubano Chano Pozo, y El cocinero y sus invitados (2015). Tiene un guión: Ashé Obanilú (2004)  y dos documentales: Rumba Clave Blen Blen  (2013), sobre la rumba en Nueva York,  y  El Play (2008), dirigido por Pablo Medina, Jr. También ha publicado el ensayo La crueldad en el teatro de Matías Montes Huidobro (2006).


Las estaciones de Arístides Falcón Paradí

2019, 128 pp. Colección Betania de Poesía

ISBN: 978-84-8017-413-8.

PV: 15.00 euros ($20.00).

 

 

El poemario Homenaje a la Tierra (Betania, 2018) de la poeta nicaragüense Rubí Arana, residente en Miami, será presentado en la Feria Internacional del Libro en Miami el día viernes 22 de noviembre a las 7:00 p.m., Room 2106 (Building 2, first floor) 300 NE Second Ave. Miami, Florida 33132.

 

 

Lilliam Moro señala en la contraportada de este libro:

Desde la Antigüedad, la mujer ha sido la guardiana de los secretos de los dioses, y la Sibila, la voz de ese secreto. La poesía de Rubí Arana es la expresión del misterio de lo Desconocido, como si las musas Castálidas, encargadas por el dios Apolo de transmitir la inspiración, impulsaran sus versos. Pero los poemas de Rubí no solo expresan el hálito de lo Inefable, sino que abarcan los temas de este mundo, porque como afirmó Hermes Trismegisto: “Como es arriba, es abajo”.

Nos enorgullece presentar la edición digital e impresa del libro de ensayos En torno a la poesía de Pérez Alencart (Betania, 2019) del escritor y profesor venezolano Enrique Viloria Vera, donde se estudia la obra lírica del poeta peruano-salmantino Alfredo Pérez Alencart (Puerto Maldonado, 1962).

En la introducción de esta obra, su autor nos manifiesta: “Por más de tres lustros he seguido la evolución y el crecimiento de este prolífico poeta que se atreve a versificar los más variados temas, desde los de la tradicional poesía amatoria e intimista, hasta los relacionados con lo social, el cristianismo y su Amado Galileo, la Universidad de Salamanca, la solidaridad con sus amigos entrañables y la remembranza de su verde selva”.

Otro poeta y escritor venezolano, José Pulido, acierta a decir en las palabras iniciales de este libro: “La creación poética de Alfredo Pérez Alencart define las virtudes que salvan y enaltecen a los seres humanos; pero también destaca la lucidez y la sabiduría que se ha ido sedimentando en libros, en obras de arte, en la música, en la memoria de los pueblos. Esa creación poética de Pérez Alencart refleja el encanto humano de la ciudad, ese transitar desde el arqué de las murallas y la torre de Babel, hasta el lenguaje donde lo urbano se somete al sentir de la gente, al paisaje humano”.

Este tomo está dividido en tres partes: I. En torno a Pérez Alencart, Pérez Añencart (que reúne once esmeradas reseñas) II.: La poética del asombro (con siete textos críticos) y III. Una entrevista a Pérez Alencart (de 2016).

Como se afirma  en el Epílogo: “Estos años pasados, que han acumulado varias obras editadas y eventos literarios organizados con mimo, nos confirman que Alfredo Pérez Alencart no solo es un excelente poeta como dan fe sus incesantes publicaciones poéticas o que ha sido (y es) un gran promotor cultural, capaz de movilizar las voluntades más diversas y diferentes para lograr sus exitosos proyector culturales, sino que estamos ante un verdadero y apasionado amante de la Poesía (con mayúscula), un amante del resucitado de los Evangelios, un amante-amado de su mujer Jacqueline… Él siente amor verdadero por sus amigos (que honra y enaltece con la amistad) y se desvive por todos los poetas sin fronteras (y sin pasaporte). Recuerda y ama a su Perú natal y su querencia más íntima es su actual casa: Salamanca, que ya es parte de su corazón”.

En la portada se reproduce la obra Retrato del poeta Alfredo Pérez Alencart (2019) del pintor cubano-español Luis Cabrera Hernández.

——————————————————————————————————

Enrique Viloria Vera (Caracas, 1950). Abogado, profesor y escritor venezolano, radicado en Salamanca donde desarrolla una fecunda labor cultural.  Es autor de innumerables libros sobre Derecho, Ciencias Políticas y Economía. Además tiene publicados varios poemarios y libros de crítica literaria, entre otros. Entre sus títulos más recientes se encuentran: Apocalipsis Bolivariano (2018)  Campos de Iris  y Genocidio Bolivariano (ambos del 2019).

——————————————————————————————————

En torno a la poesía de Pérez Alencart de Enrique Viloria Vera

Prólogo de José Pulido

Epílogo de Felipe Lázaro

2019,  150 pp. Colección ENSAYO

ISBN: 978-84-8017- 412-1.

PV: 15.00 euros ($20.00)

————————————————————————————————

Nos complace presentar la edición impresa del poemario La mano del hijo pródigo del poeta cubano León de la Hoz (Santiago de Cuba, 1957) que reside en España desde mediados de los años ’90.

En esta ocasión, con su séptima entrega poética, De la Hoz nos sorprende con un texto lúcido y en plena madurez lírica: un libro irreverente, contestatario y rompedor. Si Lezama Lima decía que lo importante es el flechazo y no la diana, estos poemas son dardos que traspasan el infinito con unos versos cincelados, sufridos y delirantes. Poemas que son como pedradas, como gritos que claman al cielo, que asombrarán a  los lectores que se acerquen a estas durísimas páginas que, a su vez, desprenden ternura y amor. En definitiva, es la mano de la poesía que siempre ha sido la mejor mano de Dios.

Esta obra, recomendable como pocas, reúne 47 poemas que su autor divide en tres secciones: “La mano del primogénito”,  “La mano del hijo pródigo” y “Ensayos de mutilaciones”. Además, los dibujos antiguos que complementan esta hermosa edición aportan al conjunto una unidad que no es habitual, pero que ya habíamos visto en libros anteriores de De la Hoz.

Como muestra del buen quehacer poético de León de la Hoz brindamos a nuestros lectores tres poemas recogidos en este título.

 

a veces pienso en dios

 

a veces pienso en dios.

 

me abro la camisa,

meto la mano dentro de mi pecho,

y no sin dolor

lo cojo y lo pongo delante de mí.

 

lo siento en el alféizar de la ventana,

y veo toda su grandeza

en sus ojos hinchados de llorar.

 

pienso en él,

lo que fue y lo que es ahora,

tan viejo que no puede ya ni hablar,

como en otros tiempos

cuando sus labios eran el horizonte,

principio y fin de todas las cosas.

 

somos como la última familia

que queda sobre la tierra

y compartimos la soledad y el pan.

 

a veces tomamos caminos distintos

pero siempre acabamos en la misma mesa.

 

antes él cuidaba de mí,

ahora soy yo quien cuida de él.

 

sin mí andaría por las calles

arrastrando el enorme peso de sus vidas,

y yo sin él no tendría el espejo

donde mido mis flaquezas.

 

lo saco, lo limpio, lo peino,

le hablo como a una parte de mí

con la que no puedo entenderme,

y lo vuelvo a guardar.

 

hay días oscuros

 

hay días claramente oscuros,

atravesados en la semana

como parpadeos de dios.

 

bajo esa mirada me busco

y me cuento a mí mismo.

 

estoy solo y con mis partes,

fragmentos de lo que he sido.

 

aparentemente no me falta nada

y no me vienen a llevar.

 

me palpo, me miro,

meto las manos en mis bolsillos

y compruebo que todavía estoy.

 

estoy aquí como el que espera

una visita que diga “buenos días”.

 

me toco, me reviso, me cuento

y me veo solo bajo el cielo.

 

tengo todo lo que soy,

tengo todas mis partes

y mis prótesis,

incluso las que dejé olvidadas

y las que me quité para sobrevivir

nadando contracorriente.

 

cada vez que dios parpadea

hago este recuento de mí mismo,

que es toda la riqueza

y la pobreza con que vivo.

 

oración por cuba

 

martí,

sálvame de los patriotas

y de su patria.

 

quítame esa bandera de encima

con barras y con sangre.

 

y dame una blanca como la rosa

que vista a todos los santos,

los que te afirman vehementes

y los que te niegan tres veces.

 

ni altar, ni pedestal,

ni sacrificio,

quiero yo donde hemos nacido.

 

ninguna iglesia, ningún obispo

que oficie tu adoración.

 

danos una palabra

que no sea patria,

otra que no sea bandera,

y no dejes que nadie muera por ella.

 

danos tu alma, nada más

y pónsela a tu gente sobre la herida.

 

martí,

sálvanos de ti y la idolatría,

y vuelve a dejarte morir

para empezar a levantar otra vez

la casa

que acoja a toda la familia

con todos los que se fueron,

incluso a los que no te quieren,

y una tumba

donde quepan todos los muertos.

 

martí,

deja que se queden con la patria,

pero que nos dejen cuba

no importa dónde, ni porqué.


La versión impresa de este libro se puede adquirir en AMAZON:

https://www.amazon.es/mano-del-hijo-pr%C3%B3digo/dp/8480174145/ref=sr_1_1?qid=1569781667&refinements=p_27%3ALe%C3%B3n+De+la+Hoz&s=books&sr=1-1


León de la Hoz (Santiago de Cuba, 1957). Poeta y novelista cubano. Autor de siete poemarios: Coordenadas (1982), La cara en la moneda (1987), Los pies del invisible (1988), Preguntas a Dios (1994), Cuerpo divinamente humano (1999), Vidas de Gulliver (2012, 2016 y 2017) y  La mano del hijo pródigo (2019). También destacan su antología poética  La poesía de las dos orillas. Cuba, 1959-1993 (1994 y 2018), su novela La semana más larga (2007 y 2018) y su libro de ensayo Los indignados españoles: del 15-M a Podemos (2015).

En Cuba, obtuvo los premios “David” (1984) y “Julián del Casal” (1987) ambos de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y dirigió la revista cultural La Gaceta de Cuba.

Ya en el exilio, dirigió la revista digital de literatura hispanoamericana Otrolunes  en su primera etapa madrileña y actualmente publica un blog de opinión: El Blog de León (https//leondelahoz.com)


La mano del hijo pródigo de León de la Hoz.

2019, 130 páginas. Colección BETANIA de Poesía.

ISBN: 978-84-8017- 414-5.

PV: 17.84 €

———————————————————————————————————

NEBLINA de Salomon Montaguth

Nos complace presentar la edición digital e impresa del poemario Neblina (Betania, 2019) del poeta norteamericano Salomon Montaguth, radicado en Nueva Jersey.

Esta entrega poética, opera prima del autor, se compone de cinco partes (Nubes pesadas, Una brisa fresca, Gotas de lluvia, evaporación instante y Rocío del amanecer) y contiene  57 poemas de temática fundamentalmente amorosa.

Neblina es como un lugar que todos hemos visitado alguna vez en nuestras vidas. Es un poemario de emociones humildes, conocidas e inolvidables. Es un refugio para aquellos que no le temen al amor y añoran su existencia y presencia. También es un libro para todos los que conocen la pena del desamor, la melancolía y la soledad.

Como muestra del quehacer poético de Salomón Montaguth brindamos un poema a los lectores:

 

LA VIDA SIGUE Y SIGUE

 

La vida anda y yo tan sólo la miro,

Tras una ventana pequeñas y opaca.

Niños corren tras una pelota sucia,

Y me miran, me llaman con sus dedos;

Cuanto quisiera jugar yo con ellos,

Pero desaparecen lentamente en el aire.

 

La calle si nadie, ya sin los niños,

Quedas callada, queda tan quieta.

Sólo entra un gran helaje de afuera

Y sale el calor que anda aquí adentro.

 

La vida sigue, más se va con el viento,

Y yo aquí veo la vida que sigue y sigue,

Mas no sé si ando yo despierto,

O si ando yo (que escalofrío) muerto..

 


En la portada se reproduce la obra Wonderer Above the Sea of Fog, de Caspar David Friedrich. En el interior también se reproducen obras de este pintor y de Isaac Levitan.

Este libro se puede adquirir en AMAZON:

https://www.amazon.com/Salomon-Montaguth-ebook/dp/B07V5S4XV2/ref=sr_1_fkmr1_1?__mk_es_US=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&keywords=salomon+fog+montaguth+book+spanish&qid=1567588915&s=gateway&sr=8-1-fkmr1


Salomon Montaguth.  Nació en Nueva Jersey, EE UU. Estudió en John Jay College, donde obtuvo una Maestría en Administración Pública. Actualmente reside con su esposa en Elizabeth, NJ, donde trabaja como analista de fraude para una empresa norteamericana.


Neblina de Salomon Montaguth

2019, 96 pp. Colección BETANIA de Poesía

ISBN: 978-84-8017-410-7.

PV: 12.00 euros ($15.00).

———————————————————————————————————

Con profundo dolor comunicamos el fallecimiento de la poeta cubana Lucía Ballester Ortiz (La Habana, 1949), el pasado domingo 23 de junio, en la ciudad de Miami.

Lucía Balleter se licenció en Historia del Arte por la Universidad de La Habana (1978). Trabajó en el Archivo General del Ministerio de Cultura de Cuba y como asesora literaria en el Municipio 10 de Octubre de la capital cubana.

Salió de Cuba en 1991, vía México. Desde 1992 residía en Miami.

Reconocida poeta, escritora y artista plástica, Lucía mantuvo una trayectoria artística que la convirtió en una mujer de inspiración renacentista dedicada  a la creación, tanto en las Letras como en el amplio mundo del Arte.

Autora de los poemarios: Áreas exclusivas señalizadas (México, 1990), En la décima noche de Saturno (La Habana, 1992), Poemas domésticos (Miami, 2005), Una suma de frágiles combates (Madrid: Betania, 2005), Ojos incendiarios (Miami, 2014) y Una onza de amor (Miami, 2018). También publicó un libro de dibujos: Criaturas en peligro (Miami, 2010).

Como poeta participó, presentando sus poemarios, en la Feria Internacional del Libro de Miami (2007 y 2018).

Trabajos suyos se publicaron en las revistas cubanas El Caimán Barbudo y Revolución y Cultura, en las mexicanas La regla rota y El Faro, y en las norteamericanas Catálogo de Letras y El Diario de la Mujer.

Como bien señalo, Jesús Vega en las palabras iniciales a su poemario Una suma de frágiles combates:: “Acercarse a la poesía de esta autora es como reanudar un diálogo con un viejo amigo, con un cómplice de secretas nostalgias a quien recuperamos inesperadamente en una mañana de sol. En estas páginas se dan cita los fantasmas más queridos, los ecos amorosos de un corazón en celo, los rumores distantes de la niñez, y, sobre todo, la presencia de esa región invisible de la que nos llega “el rumor enemigo” que describe José Lezama Lima. Y Lucía Ballester, con su madura esencia poética, nos da las claves de esta saga, de este recorrido al fondo de uno mismo, en busca de la eternidad por la palabra, porque, como bien nos dice en uno de sus poemas: estamos justo a punto de ser vuelo / de ser amos del aire y de las aguas”.

 Como homenaje a esta poeta amiga, ofrecemos una pequeña muestra de su buen quehacer poético:

 

                                                     soleado

  

                                      soy una brizna de hierba

                                             que me muevo

                                 con la obediencia triste de un pupilo

                                                           ahora

                                  está llegando a mí de alguna forma

                                  esta necesidad de hacerme al viento

                                     de que sólo una abeja me transite

                                           y estoy en pleno campo

                                                       recibiendo

                                                     

                                                       piscis

 

                                                  estoy hueca

                             como si inaugurara un pabellón extenso

                                                  en la soledad

                                                  y algo remoto

                                         desesperadamente mío

                                                       llamara

                             de entre las aguas y los gritos tribales

                                 en la certeza de que nada es propio

                                                       siquiera

                                          esta frialdad de muerte

                                          que ofrece el ojo del pez

 

                                      una suma de frágiles combates

 

                                            yo no puedo pedir al poema

                                                      que vuele aquí

                                                       a este puente

                                    al exacto momento en que te he visto

                                        y una suma de frágiles combates

                                                    socavaron mi voz

                                                       y te he perdido

                                           yo no puedo pedir al poema

                                             que converja en mi suerte

                                               y deshaga tu historia

 

                                                     Palas Atenea

  

                                    Sellé un pacto de honor con Palas Atenea

                                                  al principio dudó

                                                          luego

                                                   cumplió su palabra

                                             se transformó en una mujer común

                                                   abandonó su brillantez

                                        pulió la joya de la inteligencia en secreto

                                                             yo a cambio

                                                                 le ofrecí

                                                            todo mi tiempo

 

                                                          pasajero

 

                                          Bukowski es otro pasajero de la tierra

                                                 rumbo al credo de las putas

                                                          a bordo del alcohol

                                                         ungido en la palabra

                                                  como si reluciera un astro

                                                             del hilo de saliva

                                                                 labio y cristal

                                                          cada noche de viernes

 

                                                 una onza de amor

 

                                              rogué por una onza de amor

                                                          a madre ajena

                                                       y un viento gélido

                                                           marcó mi cara

                                              se fue la calidez de mis arterias

 

Nuestro más sentido pésame a toda la familia y amigos de Lucía Ballester, a su esposo, el pintor cubano Rogelio López Marín (Gory) -una obra suya se reproduce en la portada  del libro de poesía Una suma de frágiles combates – y al hijo de ambos Adrián López Ballester, que ilustró las páginas interiores de este poemario.

 Lucía Ballester Ortiz ha muerto  en el exilio -como tantos otros poetas y pintores cubanos- pero su  trayectoria humana y su fecunda obra (literaria y plástica) ya se ha sumado a las figuras más representativas de la historia  cultural cubana… Además de destacar -de manera esencial- entre las voces desterradas de Cuba.

 


ENLACES con la poesía de Lucía Ballester:

*    Antología virtual de poetas del mundo (Chile, 2008):

https://antologiavirtualdepoetasdelmundo.blogspot.com/2008/02/luca-ballester-ortiz-cuba-1949.html

*    Poetas siglo veintiuno (Blog dirigido por Fernando Sabido Sánchez):

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2010/11/1880-Lucia-ballester-ortiz.html.

 

A %d blogueros les gusta esto: