Feeds:
Entradas
Comentarios

Nos complace mostrarles las portadas de los 12 libros publicados por nuestra editorial en el pasado año 2016:

 

Amor fatal_p2

SepiaP

 

 

 

 

 

El ojo de la gaviota_ebook_7 copia

Antología poesía cubana1

 

 

 

 

 

La Dama de América1

la-isla_cazorla

 

 

 

 

 

ped-10671-betania_p

visiones-de-mujer-con-alas-de-aimee-g-bolan%cc%83os_pagina_001

 

 

 

 

 

vidas-de-gulliver_leon-de-la-hoz_2edx

desigualdad_p_13022x

 

 

 

 

 

tiempo-de-exilio_p1 como-dios-manda_ebook

como-dios-manda_ebookDeseándoles a todos los lectores un Feliz y Próspero Año Nuevo 2017, nos complace presentarles la edición del libro Como Dios manda. La Biblia a la luz de Cristo (Betania, 2016) del pastor Eddy De la Hoz, residente en Nueva York.

Como bien señala el profesor Rafael E. Saumell (Sam Houston State University) en el Prólogo titulado: “Vivir con la brújula de Cristo”: “A través de un poco más de cien páginas, condensadas en ocho capítulos, el lector puede seguir la guía del aprendizaje de un discípulo de Cristo, llena de datos autobiográficos donde se mezclan anécdotas de la vida del pastor con citas puntuales de versículos que iluminan, exponen, discuten y plasman los senderos del mejoramiento humano, no exentos de errores, tampoco escaso de las epifanías que toda persona humana sufre y goza en el transcurso de una vida”.

Pero además, el libro se ve arropado por otros dos textos breves (o Prefacios) que preceden la obra del pastor De la Hoz: “La importancia del amor” de Enrique Torres Cortés y “Escudriñad las Escrituras” del pastor Juan Gutiérrez.

Esta obra se desglosa en ocho intensos capítulos, cuyos títulos ya anuncian el marcado signo pedagógico que le imprime su autor: Disponte a aprender, Vive la palabra de Dios apasionadamente, Ama los Mandamientos, Únete al cuerpo de Cristo, Toma el camino de Dios, Busca la esencia de la palabra, Atiende el mensaje y Permanece en la palabra.

El pastor Eddy De la Hoz, nos transmite con su fe y trayectoria, no solo un mensaje de esperanza, sino que –a su vez-  proporciona y desvela la raíz de la verdadera ética y moral cristiana, en un libro que ayuda a comprender y a practicar el cristianismo.

Este libro es un una gran herramienta de aprendizaje para descubrir y practicar los mandamientos de Dios, a través de las enseñanzas de Cristo; plasmadas en los Evangelios bíblicos.


Eddy De la Hoz  Pastor e ingeniero cubano. Emigró con su familia a Colombia y, posteriormente, a Nueva York, donde actualmente reside. Es pastor de la Iglesia Cristina  El Sembrador en Wappingers Falls, en Nueva York.


Como Dios manda: La Biblia a la luz de Cristo de Eddy De la Hoz.

Prólogo de Rafael E. Saumell.

Prefacios de Enrique Torres Cortés y Juan Gutiérrez.

2016, 136 pp. Colección ENSAYO.

ISBN:   978-84-8017-386-5.

tiempo-de-exilio_p1Aprovechando las fiestas navideñas, Betania regala otro libro a sus lectores, como los 20 ebooks  que se pueden leer o descargar gratuitamente pinchando en las ventanas EBOOK de nuestro blog EBETANIA: https://ebetania.wordpress.com.

En esta ocasión se trata de la 2º edición de Tiempo de exilio. Antología poética (1974-2014) del poeta cubano Felipe Lázaro (Güines, 1948), editor-director de la editorial Betania, fundada en 1987. La primera edición (2014) de este libro corrió a cargo de la casa editora francesa  Editions Hoy no he visto el Paraíso, que dirige la poeta y pintora cubana Margarita García Alonso en Le Havre. No obstante, Tiempo de exilio es la tercera antología poética de Lázaro, precedida por Data de Scadenza (Trieste, 2003) traducción al italiano del poeta Gaetano Longo y Fecha de caducidad (Madrid, 2004) con prólogo del poeta cubano Efraín Rodríguez Santana.

Como bien señala, en el Prólogo, el poeta y escritor cubano Francis Sánchez: “Unos 50 poemas, pertenecientes a seis libros publicados, sintetizan la obra de Felipe Lázaro (…), retazos de una vida arrojada fuera de la patria. Así el poeta ensarta su dilatado exilio en la aguja de un verso adaptado al exacto existir, a la experiencia emocional y cultural más perceptible, sin que le tiemble el pulso al guiarse siempre por la sajadura del desprendimiento, la condición de exiliado como hilo conductor que lo perdió y al mismo le ha permitido encontrarse con la poesía”. Según el prologuista: “Llama la atención que, a pesar de salir de Cuba con solo 12 años (1960), Felipe Lázaro reclame el término “exilio”, cargado de connotaciones políticas, lo que imprime un nivel de coherencia a la problemática de su visión literaria desde su primer libro hasta esta selección personal que no ha podido recibir mejor título”.

En un texto escrito para la primera edición y que en esta nueva conforma el Prefacio, la editora Margarita García Alonso señalaba lo siguiente: “El libro nos llega como frisón de una tela, el instante sonoro que da paso a la intimidad. Aúna poemas que han trascendido en la memoria; otros, totalmente inéditos, juegan con la tipografía, cual diablillos que habitan al poeta-editor de tantos cubanos, de numerosos libros y poetas que forman parte de la biblioteca imprescindible de la literatura cubana y universal. (…) En Tiempo de exilio, un hombre frente al tiempo cuenta cómo ha podido sobrevivir y reafirma que tiene fe en las palabras”.

El propio poeta (Felipe Lázaro) nos señala en dicho Prefacio: “Toda antología es la suma de una constancia literaria. Por eso, Tiempo de exilio –donde reúno poemas de mis seis libros, más otros inéditos- no es más que el resumen de la labor poética de los últimos 40 años. (…) En este sentido, pertenezco a la generación de poetas cubanos formados y surgidos en el exilio, los que salimos siendo niños, como: Maya Islas, Gustavo Pérez Firmat, Lourdes Gil, Iraida Iturralde, Alina Galliano, Laura Ymayo, María Elena Blanco y muchos más. Sin olvidar a los dos grandes exponentes de la poesía de nuestro éxodo, como son José Kozer y Magali Alabau y a los fallecidos: Luis Cartañá, David Lago González y Amando Fernández, entre otros. Incluso, para ser justos, tendría que mencionar a los poetas que han publicado sus libros en el destierro y que conforman una nutrida relación de autores que reflejan el quehacer poético fuera de la Isla desde el mismísimo 1959 a nuestros días”.

Como muestra de esta nueva entrega poética, les brindamos un poema de dicha antología:

 

Díptico del eterno exiliado

 

Para José Mario, in memoriam

 

Soy un exiliado total

GUILLERMO ROSALES

 

 

I

 

Nos quedamos con tantas dudas e interrogantes

que faltó más de una conversación

con la frecuencia del abrazo que todo lo sella.

 

No obstante, ahora revives en la cercanía de nuestra memoria,

justo cuando has iniciado un viaje sin retorno

con tus ciudades amadas como equipaje:

esas interminables calles neoyorquinas,

tus sueños en un tranvía lisboeta,

taciturno quizá en Cafe de Flore

o la presencia en Praga del verdadero rostro humano

sesenta y ocho veces congelado.

Hasta tu cotidiano caminar por los madriles

-de Lavapiés a Sol y viceversa-

donde repites con la ebriedad de tus versos

la travesía de los deseos.

 

Pero aún falta regodearte en otras latitudes

que reclaman tu regreso

en este preciso instante

cuando deambulas en la nada.

 

Ahora que no necesitas ningún trámite

para volver a tu Isla,

porque ya llevas su mapa incrustado en tus neuronas.

 

Y así trasnochas como fantasma en tu Habana,

ansioso de recuperar todo aquello que te sostuvo en vida:

El Gato Tuerto, La Roca, el puerto;

El Pastores o la Rampa,

hasta la escalinata que libertino frecuentabas

con la lucidez de tus poemas más subversivos,

irremediablemente proféticos de tu posterior destino:

¡Un Rimbaud que ardía en el trópico

mientras toda querencia se convertía en cenizas!

 

Necesitabas volver a ese espacio vital

de tu primer bautizo amoroso,

como el alegre y travieso adolescente

que asombraba a su entorno familiar leyendo a Proust.

 

Sentar tu precocidad en la lujuria del Malecón

y ver escapar los abrazos idos

que retornan con la incertidumbre del oleaje,

donde el susurro de otras voces

danzan en la intimidad de un caracol

y repiten con la sonoridad de la nostalgia

el ceremonial de esas canciones

-preferiblemente de Bola de Nieve o de Vicentico Valdés-

grabadas en la lluvia de tus recuerdos

en un bar sin nombre

de una esquina cualquiera…

 

 

II

 

Tan caro precio pagaste por el amor a ese paisaje

que tan solo se escucha el triste eco solitario de tu voz.

 

Con tu poesía rodeas la escena del verdor insular,

vitral ausente de todo tipo de emblemas patrios.

Sin datos inscritos en tu pasaporte

deshaces la telaraña de tus ensueños

y confirmas la más trágica verdad:

los hombres son más libres después de muertos.

 

Al final, quemaste tu vida a grandes sorbos:

rebelde, iconoclasta irreverente,

doblemente exiliado,

poeta maldito en tu tierra y en el destierro.

 

Precursor de tantos enfrentamientos,

rechazas la fugacidad de las vanidades

-incluido los transitorios ismos-

y nos dejas tu paso por ese mundo

como un enigma injustamente inacabado.

 

Portador de la más cínica sonrisa,

ya saltas y brincas a tu libre albedrío,

a carcajadas te retuerces

de toda pequeñez humana.

Repiensas tu vida como un misterio

al borde del más inusual abismo.

Rehaces tus huellas

Como testigo de una época

teñida de sangre a borbotones:

¡Ay Cuba!

La historia se equivoca tantas veces. *

 ————–

*  José Mario

 

En la portada de la presente edición se reproduce una obra del pintor cubano Andrés Lacau, residente en Miami, que a todas luces enriquece este libro.

La versión digital (ebook) se puede leer o descargar gratuitamente en nuestro blog EBETANIA: http://ebetania-wordpress.com   pinchando en la segunda ventana EBOOK.


Felipe Lázaro (Güines, 1948). Poeta y editor cubano. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Graduado de la Escuela Diplomática de España. Fundó la editorial Betania en Madrid (1987).  Sus últimos libros publicados son: Indómitas al sol. Cinco poetas cubanas de Nueva York (2011), Conversaciones con Gastón Baquero (2013 y 2014) y  Tiempo de exilio, 1974-2014 (2014).


Tiempo de exilio. Antología poética, 1974-2014 de Felipe Lázaro.

Prólogo de Francis Sánchez.

Prefacio de Margarita García Alonso.

136 pp., 2016. Colección Antologías.

ISBN: 978-84-8017-385-8.

PV:   15.00 euros ($20.00)


 

Este texto fue publicado en este mes de diciembre en el blog El copo y la rueca (www.elcopoylarueca.comde la escritora cubana María Gabriela Díaz Gronlier, residente en Madrid.Antología poesía cubana1

 

Antología de la poesía en Cuba: 1800-1959

 

imagen-1

En la isla en que nací los poetas y las mariposas comparten una cualidad: la fecundidad. Cuba es país de versos y de iridiscentes alas. Aún en los peores momentos, cuando la adversidad se instala, cantan los poetas y, como burbujitas de jabón, aportando luz y color, nacaradas, revolotean las bellas Damas Pintadas.

La ANTOLOGÍA DE LA POESÍA EN CUBA, que está publicada por la editorial Betania, agrupa ochenta y nueve poemas que, como un abanico extendido, muestran al lector la riqueza de la lírica cubana. Se trata de un libro breve, intenso -reúne a sesenta y dos poetas-, de facturación sencilla, y didáctico. Es un libro ideal para todo aquel que quiera acercarse a nuestra poesía y para los que, conociéndola, deseen festejarse.

Los poemas han sido escogidos por el profesor Carlos Manuel Taracido y están agrupados en los siguientes apartados: Período Inicial; Segundo Período: Poesía Romántica; Tercer Período: Etapa Inicial del Modernismo Cubano y Segunda Etapa Modernista; Cuarto Período: Del Modernismo hasta Mediados del Siglo XX; Poesía Negra y Poesía Contemporánea.

Para que puedas hacerte una idea de las alhajas que hallarás, si abres el libro, romperé los goznes del cofre encantado y robaré un poema de cada capítulo.

¡Retornan las Damas Pintadas, la Reina Alexandra y las Monarcas que huyeron del frío!

Nota: Debo señalar que los poemas más largos que aparecen en esta edición vienen con pequeñas podas. En cuanto a las mariposas, desconozco a qué especies pertenecen, sólo sé que son dignas compañeras de la lírica cubana.

 

PERÍODO INICIALimagen-2

ODA A LA PIÑA

Manuel de Zequeira y Arango (1764-1846).

Del seno fértil de la madre Vesta,
en actitud erguida se levanta
la airosa piña de esplendor vestida,
llena de ricas galas.

Desde que nace, liberal Pomona
con su muy verde túnica la ampara,
hasta que Ceres borda su vestido
con estrellas doradas.

Aun antes de existir, su augusta madre
el vegetal imperio le prepara,
y por regio blasón la gran diadema
le ciñe de esmeraldas.

……………………………………

Salve divino fruto, y con el óleo
de tu esencia mis labios embalsama:
haz que mi musa de tu elogio digna
publique tu fragancia.

Así el clemente, el poderoso Jove,
jamás permita que de nube parda
veloz centella que tronando vibre
sobre tu copa caiga;

Así el céfiro blando en tu contorno
jamás se canse de batir tus alas,
de ti apartando el corruptor insecto
y el aquilón que brama.

Y así la aurora con divino aliento
brotando perlas que en su seno cuaja
conserve tu esplendor, para que seas
la pompa de mi patria.

 

SEGUNDO PERÍODO: POESÍA ROMÁNTICAimagen-2

EL MAR

José Jacinto Milanés (1814-1863).

¡Oh, qué bello es el mar cuando en oriente
su mansa ondulación el sol platea!…
El delicioso azul que lo hermosea
no se puede pintar, sólo se siente.

¿Y qué diré, cuando el planeta ardiente,
tendido en el ocaso, centellea?
Parece que suspira y clamorea
porque el astro gentil no se le ausente.

Y si después al descender la luna
lo vemos, ¿quién traducirá el acento
con que nos habla el mar?… No hay voz alguna.

¿Quién pintará el augusto movimiento
con que agita las olas una a una
del manto deslumbrante y opulento?

 

imagen-4

 

SONETO
Luisa Pérez de Zambrana (1835-1922).

Dicen que cuando cubre la pureza
una frente de virgen con su velo,
suave mirada le dirige el cielo
y le dan las estrellas su belleza.

Pero si el vicio mancha su limpieza
vertiendo en ella su funesto hielo,
levanta el ángel de su guarda el vuelo
y Dios torna a otro lado la cabeza.

Yo en el mundo soy joven y soy pura;
Divino Salvador, Dios poderoso,
contémplenme tus ojos con ternura

y que el ángel me guarde cuidadoso,
pues cayera a tus pies agonizante
si Tú al verme volvieras el semblante.

 

TERCER PERÍODO: ETAPA INICIAL DEL MODERNISMO CUBANOimagen-5

EL ANDAMIO

Bonifacio Byrne (1861-1936).

Cuando el alba, indecisa y ruborosa,
de su lecho en el éter se levanta,
y su desnuda planta
sobre la cresta de los montes, posa;
cuando después, ligera se adelanta
en su carro de luz por el vacío;
ostentando ceñido a su garganta,
su albo collar de gotas de rocío;
Juan, el pobre albañil desheredado,
mientras que con su espíritu dialoga,
al sitio en que trabaja se encamina,
silbando alegre la canción en boga.
La fiebre del trabajo le domina,
y como a los demás nunca interroga,
su mano anda ligera
como al hacer su hogar la golondrina:
para empezar es siempre la primera,
y siempre, ¡pero siempre!, es la postrera
que en el andamio su labor termina.

 

SEGUNDA ETAPA MODERNISTAimagen-6

BALADA DE INVIERNO

Agustín Acosta (1886-1979).

Sopla, invierno, sopla… esgrime tu saña
contra los que tiemblan, faltos de salud;
alza tu guadaña
sobre la cabeza de la juventud…
Yo miro el rodar de las hojas…
las cumbres que mandan sus vientos…
Mi alma ha soltado sus hojas
a todos los vientos…
Árbol despojado de galas,
¿qué vientos lo pueden herir?
¡Yo estoy tan desnudo de galas
que ya nadie me puede herir!

 

CUARTO PERÍODO

(FINES DEL MODERNISMO MEDIADOS DEL SIGLO XX)imagen-7

CELOS ETERNOS

Rubén Martínez Villena (1899-1934).

Tengo celos del pasado que son celos incurables;
desconfianza de la historia que viviste en el ayer,
de los ojos que se vieron en tus ojos adorables,
de los sueños que forjaron tus instintos de mujer.

Y supongo dolorido, los innumerables probables
cazadores que tuvieron las bellezas de tu ser,
y me saltan, una a una, las palabras miserables
que engañaron tus oídos con promesas de placer.

Es inútil; nadie puede borrar ya lo que ha pasado,
tus besos me recuerdan otros besos que tú has dado
y anticípanse mis celos en el mismo porvenir.

Porque en vez de consolarme, cada vez estoy más triste
presintiendo que los años de placeres que viviste
son los años de martirio que me quedan por vivir.

 

POESÍA NEGRAimagen-8

BAILADORA DE RUMBA

Ramón Guirao (1908-1949).

Bailadora de guaguancó, piel negra,
tersura de bongó.

Agita la maraca de su risa
con los dedos de leche
de sus dientes.
Pañuelo rojo
-seda,
bata blanca
-almidón-,
recorren el trayecto
de una cuerda
en un ritmo afrocubano
de guitarra,
clave
y cajón.
“¡Arriba, María Antonia, alabao sea Dió!”
Las serpientes de sus brazos
van soltando las cuentas
de un collar de jabón.

 

POESÍA CONTEMPORÁNEA (DESDE LOS AÑOS TREINTA HASTA 1950).imagen-9

NUBE

Rafaela Chacón Nardi (1926-2001).

Toda tú dibujada en azucena
de tímido cristal que el viento esfuma.
Toda tú, transparente, blanda pluma,
cuanto más intranquila, más serena.

Tu gracia de marfil quiebra y estrena
su torre, mirador entre la bruma,
y así, cruz de los vientos, por tu espuma
muere y renace al sol la nieve plena.

Barca de seda en mar desconocido,
tu límite se va y desaparece
y en aire y nuevo cielo es convertido.

Tu abanico de cisne se abre y cierra
y el aire con su amor, te desvanece
o te regresa en lluvia hasta la tierra.

 

visiones-de-mujer-con-alas-de-aimee-g-bolan%cc%83os_pagina_001El pasado 12 de diciembre fue presentado el poemario Visiones de mujer con alas (Betania, 2016) de la poeta y profesora cubana Aimée G. Bolaños (Cienfuegos, 1943) en la Universidad de Ottawa en Canadá.

Dicho acto estuvo organizado por el profesor Dr. Jorge Carlos Guerrero y en medio de la primera gran tormenta de nieve del invierno canadiense, tanto alumnos de postgrado como profesores compartieron una experiencia creativa.

Del rico diálogo cultural, en su sentido más amplio, mostramos unas fotos con algunos de sus participantes:img_3196-3

img_3192-3

Dos reconocidas poetas cubanas Ena Columbié ( Guantánamo, 1957) y Magali Alabau (Cienfuegos, 1945) presentaron sus poemarios betanianos Sepia y Amor Fatal, los días 16 y 20 de noviembre, respectivamente, en la Feria Internacional del Libro de Miami celebrada en esa ciudad del 13 al 20 del pasado mes.

SepiaPAmor fatal_p2

 

¡Enhorabuena!

1

Ena Columbié a la derecha de la foto.

 

 

 

 

 

 

magali-2

Magali Alabau

vidas-de-gulliver_leon-de-la-hoz_2edA Betania le satisface volver a publicar en su colección de poesía Vidas de Gulliver (2012), de León de la Hoz, en su segunda edición. La versión en PDF puede ser descargada de forma gratuita junto a otros libros de la editorial en la pestaña ebook del menú de este blog.

En este último libro, León de la Hoz nos ofrece la visión de un naúfrago, que pudiendo ser el mismo autor podrían ser también aquellos que han perdido parte de sus vidas para reencontrarse e inventarse en otras existencias. Edmundo Dantés, Robinson Crusoe, Odiseo y Gulliver son paradigmas con los que De la Hoz se intercambia a lo largo del poemario.

Es un libro de pérdidas, búsquedas y hallazgos a lo largo del recorrido imaginario del personaje por su propia vida. El exilio, la familia, el amor y la propia identidad, se revelan a los ojos del lector como experiencias poéticas pautadas en un lenguaje narrativo y plástico que describe este viaje interior.

 

Tercera agonía de Gulliver

Mi destino y castigo es volver a naufragar

cada mañana al final de un viaje agotador.

Si estoy vivo o muerto es una pregunta

que me hago ya sin ganas de responder.

A mi izquierda tengo el sol herido como yo

que no obstante me vigila en el horizonte.

A la derecha veo a esas criaturas caminar,

hormigas parecen, llevando en los hombros

trozos ensangrentados de mi cuerpo desnudo.

Se llevan cuanto pueden, sin compasión:

heces del alma, dolores y alegrías incurables,

memorias de una larga vida de náufrago.

Saquean mis pobres y escasas pertenencias.

Cada vez se acercan más al corazón.

 

 


León de la Hoz. Poeta, novelista y periodista cubano. En Cuba obtuvo los premios “David” (1984) y “Julián del Casal” (1987), ambos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Dirigió la revista La Gaceta de Cuba y fue cofundador y director de la revista online Otrolunes.

Ha sido incluido en numerosas antologías, entre otras, Poesía cubana: La isla entera, Felipe Lázaro y Bladimir Zamora (Madrid, 1995); Las palabras son islas. Panorama de la poesía cubana del siglo XX, Jorge Luis Arcos (La Habana, 1999); Antología de la Poesía Cubana, Vol. IV, Ángel Esteban y Álvaro Salvador (Madrid, 2002) y Poemas cubanos del siglo XX, Manuel Díaz Martínez (Madrid, 2002).

Ha publicado, entre otros libros, La cara en la moneda (La Habana, 1987); Los pies del invisible (La Habana, 1988); Preguntas a Dios (Madrid, 1994); La poesía de las dos orillas. Cuba (1959-1993); (Madrid, 1994); Cuerpo divinamente humano (Madrid, 1999), ilustrado por Roberto Fabelo, la novela La semana más larga (Madrid, 2007) y Los indignados españoles: del 15M a Podemos (Madrid, 2015)

Escribe el blog Hábeas Corpus (http://leondelahoz.com).

A %d blogueros les gusta esto: